Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La oposición vecinal al paso de camiones impide suministrar gasóleo a una familia de A Choupana

Argumentan que hay una señal que prohíbe el tránsito pesado y que se deteriora el vial | La alcaldesa pide un informe técnico y aboga por una solución dialogada del asunto

Subida a Serra Nacente de Abaixo, donde se ubica la vivienda unifamiliar afectada. S.Á.

La oposición de un grupo de vecinos de A Choupana al paso de camiones que superen las 3,5 toneladas, alegando que hay una señal que lo prohíbe y que el tráfico pesado deteriora el vial, impide a una familia de Serra Nacente de Abaixo abastecerse del gasóleo que precisan para el agua caliente y la calefacción, entre otros usos. En los últimos días, la empresa suministradora ha hecho dos intentos, baldíos, porque el camión no puede pasar entre los coches estacionados en un tramo angosto y porque el vecindario no accede a retirarlos, ni siquiera con presencia policial. Ayer realizó un nuevo intento solicitando por escrito a la alcaldesa que autorice el paso puntual del camión, y Victoria Portas intenta poner paz en el vecindario y que la convivencia no se deteriore: “Hay una señal de limitación, pero también una familia que necesita calentarse en invierno”, manifiesta la regidora, y avanza el encargo de un informe a la Policía Local y los técnicos del Concello antes de adoptar una decisión ponderada.

Señal que prohíbe el transito de vehículos de más de 3,5 toneladas. | // S.Á.

“Es un servicio básico que necesitamos surtir solo un par de veces al año”, señalan los propietarios de la vivienda afectada, que no entienden esa negativa de algunos residentes a que pase el vehículo de suministro. Un vecino que elude identificarse alega que existe una señal que limita el tránsito de vehículos pesados y, además, las empresas de combustible “deben tener otros medios más livianos” para los lugares poco accesibles. “Se permite el acceso, pero hasta un tonelaje determinado”, añade el concejal Mariano Abalo, que conoce las desavenencias vecinales en torno a este asunto y aboga por resolverlo “conforme a lo que digan los técnicos municipales”.

La alcaldesa considera que los interesados dan “un paso adelante” solicitando autorización por escrito, al contrario de lo que habrían hecho en dos intentos anteriores en los que se habría ignorado la señal de limitación a 3,5 toneladas. Con los informes técnicos, Portas se compromete a hablar, acompañada del jefe de la Policía Local, Alberto Agulla, “con todas las partes implicadas para intentar llegar a un acuerdo satisfactorio”.

Compartir el artículo

stats