Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La toxina remite en Bueu y Aldán a las puertas de la campaña de Navidad

El puerto de Bueu registró ayer una intensa actividad de descarga de mejillón tras la apertura de los polígonos. | // SANTOS ÁLVAREZ

El sector bateeiro de Bueu y Aldán parece que ya tiene su regalo navideño: la toxina en el ámbito de la ría de Pontevedra ha remitido y desde ayer todas sus zonas están abiertas a las puertas del inicio de la esperada campaña de Navidad. Algo que ni siquiera ocurre en estos momentos en la ría de Vigo, donde los tres polígonos de la bocana permanecen cerrados. Salvo sorpresa, como algún episodio puntual de la toxina PSP o paralizante, esta debería ser una apertura que se mantenga hasta el mes de febrero o marzo del próximo año. “A ver qué pasa porque estamos con una meteorología que es más propia del verano”, apuntaban sin embargo algunos productores, con una pequeña dosis de recelo y desconfianza, acostumbrados a los vaivenes imprevisibles de la toxina.

La actividad era ayer intensa en el puerto de Bueu, con varios camiones esperando para poder cargar el mejillón. Un ritmo de trabajo que con toda probabilidad irá en aumento a medida que se acerquen las fechas navideñas. El Instituto Tecnolóxico de Control do Medio Mariño (Intecmar) autorizó el sábado la apertura de uno de los polígonos situados entre Agrelo y Portomaior (Bueu A2) y el de Beluso (Bueu B), mientras que en Aldán se abrió el Cangas A. Ayer por la mañana abrieron los dos parques bateeiros restantes, el Bueu A1 y Cangas B y que unidos a los anteriores suman en conjunto unos 250 viveros flotantes.

Un barco bateeiro, ayer en el puerto de Bueu descargando mejillón. | // SANTOS ÁLVAREZ

Esta apertura puede ser sinónimo de uno de los mejores años para el sector mejillonero de Bueu. A estas alturas muchas zonas de producción están muy cerca de agotar su producción, por lo que se espera una fuerte demanda. Más aún de un mejillón que se caracteriza por un tamaño superior al del resto de rías. “Este año tiene un poco menos de carne porque llevamos dos cosechas en el mismo ejercicio. Hay que tener en cuenta que las navidades pasadas estuvimos cerrados y no pudimos abrir hasta enero, por lo que al final se juntaron dos cosechas en este año 2021”, explicaban ayer a pie de muelle. No obstante, si las condiciones siguen acompañando el bivalvo que permanece en las bateas debería continuar “engordando” durante las próximas semanas.

Mejilloneros de Bueu, trabajando ayer a bordo en su barco. Santos Álvarez

A favor de los bateeiros juega también el precio, que según confirman fuentes del sector es “muy bueno”. De momento la mayoría de la producción se destina al mercado en fresco, aunque es previsible que durante las próximas fechas empiece a subir la demanda desde la industria conservera, que necesita abastecerse.

La toxina dio un breve respiro a los mejilloneros de Bueu y Aldán durante el verano, pero ahora en algunos casos acumulaban más de tres meses y medio de cierre. Las zonas de producción situadas en el litoral bueués estaban afectadas por las toxinas lipofílicas desde finales de julio y mediados de agosto, mientras que los dos polígonos bateeiros de la ría de Aldán estaban cerrados desde la última semana de agosto.

Una maniobra de carga, ayer en el puerto de Bueu. Santos Álvarez

Los únicos parques bateeiros de O Morrazo cerrados por la toxina están en Cangas: se trata de los polígonos Cangas F, G y H, que se corresponden con los ámbitos de Nerga-Barra, Liméns y Areamilla. La extracción está prohibida en el primero desde el 21 de agosto y en los otros dos desde el 22 de octubre. En estos momentos todos los polígonos mejilloneros de Galicia están abiertos, a la excepción de los tres cangueses y el Baiona A, también en el entorno de la bocana de la ría de Vigo.

El Intecmar realizó esta semana nuevas analíticas en las bateas de las zonas Cangas F,G y H: en las dos primeras los resultados de la toxina, en el muestreo por alturas, dieron positivo, por lo que una hipotética apertura aún tendrá que esperar. Mientras en Areamilla ya se registró un primer negativo, lo que acerca esa vuelta a la actividad.

Compartir el artículo

stats