Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El acuerdo para la urbanización del centro de Beluso, a punto

Los terrenos del aparcamiento situado delante de la Casa do Pobo, insertos en el plan urbanístico. | // G.N.

El Concello de Bueu y los propietarios mayoritarios del polígono urbanístico del centro de Beluso están a punto de concretar un acuerdo que permitirá el desarrollo de esta zona y, junto al resto de actuaciones previstas, transformar este ámbito de marcado carácter urbano. Lo que en las antiguas normas subsidiarias se denominaba Unidad de actuación 4 (UA-4) es ahora el POL-12, un polígono de suelo urbano no consolidado de casi 3.500 metros cuadrados. Su desarrollo, además de la promoción de nueva vivienda, significará la apertura de un vial, equipamientos comunitarios, zonas verdes y estacionamiento incardinado dentro de una filosofía de “movilidad amable”, en el que los peatones tienen preferencia sobre los vehículos.

El gobierno local formado por BNG y ACB ultima estos días un convenio con la familia que posee la mayoría de los terrenos insertos en el POL-12. Ese acuerdo permitirá al Concello disponer plenamente de los terrenos situados frente a la Casa do Pobo y que desde hace más de una década se usan como estacionamiento público, por lo que el ayuntamiento abona un alquiler a los propietarios. Con esa firma se anticipará la cesión de esa superficie, que dentro del Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) se recoge como una zona libre.

La reunión convocada por el Concello con los colectivos de Beluso, en el aula de naturaleza de Udra, para explicar sus planes para la parroquia. Gonzalo Núñez

El documento establece además que el desarrollo de este área de reparto se realizará bajo el modelo de cooperación, con el liderazgo de la administración municipal. Esto significa que será el propio Concello quien se encargue de redactar los proyectos de equidistribución y de urbanización. “Desde el momento en el que se firme el convenio desde el ayuntamiento tendremos un año para elaborar esos documentos”, explica el concejal de Urbanismo, Martín Villanueva. Las dos partes ya disponen de un borrador de ese acuerdo y se espera que en las próximas semanas se pueda rubricar.

Los proyectos de equidistribución y urbanización que asumirá el Concello recogen el reparto de los solares, los espacios donde se construirá y los reservados para dotaciones, servicios y zonas públicas. Mientras, el diseño de los bloques residenciales corresponde a los propietarios privados. El PXOM prevé para este polígono una edificabilidad de 0,85 y una distribución de bajo y dos plantas. Desde la Concellería de Urbanismo confían en que este plan pueda servir de “punta de lanza” para el desarrollo de bolsas de suelo similares en otros puntos del municipio. “Es el primero que se va a ejecutar y nos gustaría que la experiencia sirva para animar a otros propietarios. Estos polígonos son pequeñas áreas de suelo urbano no consolidado que con estas actuaciones se transforman en suelo urbano consolidado. Eso implica nueva vivienda, equipamientos públicos, nuevos servicios y ayuda a resolver problemas”, argumenta Martín Villanueva.

El concejal apunta otro punto de gran importancia. La ley establece que el 30% de la nueva vivienda que se construya en la zona tendrá carácter protegido, con un precio tasado y fuera del mercado libre. “Es algo que forma parte de ese plan de vivienda protegida que queremos impulsar a nivel municipal”, afirman desde el bipartito BNG-ACB.

Un tramo de la carretera EP-1301 a su paso por delante de la Casa do Pobo de Beluso. Gonzalo Núñez

El grupo de gobierno destaca y agradece la colaboración y disponibilidad de la familia Davila, que tiene la mayoría de los terrenos incluidos en el POL-12. El Concello debe ahora intentar alcanzar un acuerdo con el resto de propietarios, aunque en caso de que no lo consiga la legislación le permite acudir a un proceso de expropiación.

La materialización de este polígono urbanístico se pone en relación con otras de las actuaciones que se contemplan para la zona. De hecho, recientemente la Diputación de Pontevedra concedió una subvención para la redacción de un proyecto dentro del Plan Ágora para fomentar la conocida como “movilidad amable”. Así se permitirá ampliar los espacios peatonales en el entorno de la Rúa Nova y de la Casa do Pobo. Al mismo tiempo se abrirá un nuevo vial en paralelo al actual aparcamiento, que permitirá conectar la carretera provincial EP-1301 (Beluso-Polígono de Castiñeiras) con el vial autonómico PO-315 (Bueu-Aldán).

Compartir el artículo

stats