Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Constituyen una plataforma contra el proyecto eólico en Bueu y Marín

Asistentes a la asamblea. | FDV

Unas 75 personas participaron en la asamblea vecinal abierta que tuvo lugar en la Casa da Cultura de Ardán para decidir la constitución de una plataforma en contra de la instalación de un parque eólico en montes de Marín y Bueu. Se trata de un colectivo que abarca a todas las personas y organizaciones que de una forma u otra se puedan ver afectadas, como vecinos de Ardán, Cela, Bueu, Ermelo, Santomé y otras parroquias que apoyaron esta iniciativa a nivel particular y otras agrupaciones, como la Plataforma en Defensa dos Montes do Morrazo, la Asociación Ecoloxista de Bueu y miembros de varias organizaciones vecinales y de comunidades de montes.

El objetivo de la reunión fue recabar información haciendo una puesta en común de los datos con los que se cuenta para abordar “un tema tan serio e con tantas repercusións como este co rigor e a seriedade que necesita”. Así, además de constituir la plataforma, invitan a todos los concellos de O Morrazo, así como a la propia Mancomunidad de Montes, “a tomar unha postura activa en relación con este tema, que tanta preocupación está a causar entre a cidadanía. Convidámolos ás xestións, accións informativas e actuacións que están na súa man para, cando menos, expoñernos á cidadanía o alcance, consecuencias e repercusións que para as nosas vidas pode ter un proxecto destas características”.

En la asamblea se contó con la participación de diversos colectivos afectados por estos parques eólicos. El presidente de la Organización Galega de Comunidades expuso la postura contraria respecto a la política eólica en Galicia y su rechazo al plan eólico vigente. También se contó con la participación de la Plataforma en Defensa do Monte Castrove y su representante explicó la problemática que se encontraron estos vecinos el pasado verano, cuando descubrieron la presentación de un proyecto que afectaba a sus montes, así como a núcleos de población en el Concello de Poio, como la Escusa, y comentó cómo tuvieron que organizarse rápidamente para poder presentar a tiempo las alegaciones, para las que solo contaron con 15 días, animando a los participantes a estar informados y organizados para evitar los “abusos cos que normalmente se plantexan este tipo de proxectos”.

Compartir el artículo

stats