Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Viernes de Halloween en el salón de plenos: o susto o trato

Viernes de Halloween en el salón de plenos: o susto o trato

Cangas vive en la cuerda floja de su pasado reciente y de la crónica cotidiana. El pleno del viernes sirvió para que los políticos volvieran a hacer piruetas en el alambre, pero siempre con red. El grupo socialista demostró ganas de volver al gobierno, primero con el apoyo a la Conta Xeral y, después, silbando y mirando hacia otra parte cuando se debatió la polémica de las facturas de la alcaldesa de Cangas, Victoria Portas. No quiso saber nada, cuando había sido este grupo municipal el primero que dio a conocer este escándalo de las facturas y relacionó las mismas con una asesoría de imagen para la alcaldesa. El PSOE sufrió el viernes de Halloween un ataque de amnesia y su portavoz, Eugenio González, se hizo el muerto cuando el líder del PP los nombró como ex socios, socios y futuros socios de ACE. Pero salió a flote de inmediato al ver como un sorprendente BNG le lanzaba el salvavidas al gobierno. Además no lo hacía el capitán del barco, sino un subalterno, como quintándole importancia. Todo era fruto de lo que en su día el dictador Francisco Franco denominó conspiración judeomasónica encaminada a derribar a la alcaldesa. Y cuesta creer que los nacionalistas salgan por peteneras en este asunto y defiendan a aquellos que en su momento no le dolieron prendas para dejar sin salario a una alcaldesa de su formación política, Clara Millán.

No se entendió esta postura tan almibarada con su adversario político y la audiencia salió con la impresión de que era a cambio de algo. Habrá que ver lo que sucede en los próximos días. Ahora se puede decir que el PSOE está más cerca de entrar en el gobierno. Desde luego en el pleno hizo gestos para reconciliarse con sus ex socios. El peaje que van a tener que pagar se lo va a decir el electorado dentro de año y medio. Claro que si, al final, no entran en el gobierno el sonrojo será mayor. Porque existe una carta de ACE, que aunque sin firmar, deja bien claro _ interpretaciones kafkianas a parte_que no es no. Pero eso a ellos le parece “a lo mejor”. Y en éstas estamos ya meses.

Al PP le sobró lo de bolivariano para hacer frente a un Mariano Abalo que pretendía reverdecer laureles y al que le quedaba bien el traje de parlamentario o congresista cuando se metía en honduras con el ciclo del agua o el gran capital y reclamaba desde su modesto escaño de concejal una ley para arreglar los problemas económicos de los concellos o teorizaba sobre los grandes negocios que son las empresas del agua o de la basura.

El campo de juego se embarró y quitó perspectiva. La que tuvo la portavoz de Avante! Ánxela Vizoso, que, aunque al principio no apuntaba maneras, después no dudó en sacarle los colores a la alcaldesa Victoria Portas, que se enrocó en aquella táctica que tan bien le había salido a Mariano Rajoy. Habló de escuelas infantiles cuando se estaba discutiendo facturas que aún hoy no se sabe de donde salen y que se pagan de forma periódica a desconocidos medios de comunicación por promoción turística de Cangas que cuesta encontrarlos. Ella pretendía salir airosa de la sesión con su tono comedido y enarbolando papeles que no convencían ni a los suyos. Eso sí, se sintió ofendida cuando el lider del PP, José Enrique Sotelo, en arduo debate con Mariano Abalo, no dudó en calificarlo como el ventrílocuo de la marioneta “que ten ahí” (por Victoria Portas). “Un poco de respeto, que yo respeté siempre a todos independientemente de la ideología”, contestó ella indignada con la comparación.

Compartir el artículo

stats