La Xunta eliminó un punto de vertido de aguas residuales a un riego, afluente del regato de Vilanova, en el concello de Cangas.

Los técnicos del Plan de Control de Vertidos, dependiente de Augas de Galicia, localizaron este foco en el lugar de Vilanova, en la parroquia do Hío, en el marco de las inspecciones rutinarias en el dominio público de los municipios.

 Las comprobaciones realizadas por los técnicos de la Xunta en la zona permitieron localizar en un pozo de registro de la red municipal de saneamiento el origen del vertido al dominio público hidráulico.

 El personal de Augas de Galicia puso esta situación en conocimiento del Concello de Cangas con el fin de que llevara a cabo las actuaciones necesarias para eliminar el punto de vertido.

 En una nueva inspección efectuada al lugar por parte do personal de Augas de Galicia se confirmó la reparación del pozo de registro y la instalación de un nivel de seguridad destinado a evitar un nuevo deterioro del registro, lo que permitió el cese del vertido de aguas residuales.