Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bueu prevé reducir en 15.000 toneladas sus emisiones de CO2 en 2030 en su Plan contra el cambio climático

El documento se lleva a aprobación en el pleno del martes EImpulsa plantas de biomasa, vehículos eléctricos y sendas a pie

Olas batiendo contra la zona de Banda do Río en un temporal en Bueu. | // FDV

Después de Cangas, que lo aprobó hace un año, Bueu lleva ahora a pleno, el martes, su Plan de Acción para o Clima e a Enerxía Sostible (PACES), cumpliendo con la adhesión que realizó el Concello en 2018 al Pacto de Alcaldes de París para el Clima y la Energía, y a la espera de que pronto también lo pueda aprobar Moaña, que está en fase de redacción, para que todo O Morrazo disponga de estos documentos. Los Concellos aportan así su pequeño grano de arena al reto de reducción de la emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI), entre los que destaca el C02 o Dióxido de Carbono, que es uno de los que más provoca el calentamiento global del planeta. Justo cuando va a empezar la cumbre mundial del clima, que se celebra en Glasgow (Escocia) del 31 de octubre al 12 de noviembre, Bueu cumple con su compromiso de ir borrando la huella de carbono en el municipio, con el reto puesto en una reducción de los gases de efecto invernadero de un 40% hasta 2030 con respecto a 2015. Lo hace con un plan que se desarrolla en dos grandes bloques con 37 acciones de energía sostenible y 9 de adaptación al cambio climático, cuyo desarrollo implica un presupuesto de 1,5 millones de euros. El plan, elaborado por Terravanza, la misma empresa que elaboró el Plan de Movilidade Urbana e Sostible (PMUS) de Bueu, da continuidad a algunas de las acciones emprendidas ya por el Concello para la reducción de las emisiones de CO2, como obras de eficiencia energética o de ampliación de sendas peatonales para reducir la dependencia del vehículo privado.

Fuertes lluvias e inundaciones en Cangas. Las intensas lluvias caídas en torno a las nueve de la noche de ayer provocaron las primeras inundaciones del otoño en Cangas, en concreto, en la calle Eugenio Sequeiros, que arrastra este problema desde hace años. Bueu subsanó el suyo con las inundaciones del río Bispo que anegaban el casco urbano; Cangas sigue pendiente de dar solución. | SANTOS ÁLVAREZ

En el cuadro de cifras, el PACES hace los cálculos sobre las principales fuentes de emisión de C02 que son los equipamientos, instalaciones o edificios municipales, incluyendo el alumbrado público; edificios residenciales, transporte, tratamiento del agua y de los residuos sólidos urbanos. El reto es bajar de las 38.194 toneladas de emisión inventariadas en 2015 a 22.916 en el horizonte de 2030, un total de 15.278. En el sector municipal, (el municipio cuenta con 31 edificios públicos, entre sanitarios, educativos, deportivos, cívicos y socioculturales, además de 5 cementerios, la Casa del Mar, el tanatorio y la plaza de abastos y lonja) la reducción sería de las 1.185 toneladas de 2015 a 192,22, lo que supone un porcentaje del 83, 78%; en el sector residencial se prevé bajar de 16.041 toneladas a 14.292 (un 10,90%); en lo tocante a transportes se prevé una reducción del 60,29%, pasando de 16.814 toneladas a 6.676; en el tratamiento de residuos, de 3.830 toneladas a 1.550 (59,51%) y en el tratamiento de aguas residuales sería un 36% (de 323 toneladas a 204).

Cálculo de las emisiones

El cálculo de las emisiones se ha realizado, en el caso del sector municipal, con datos facilitados por la contabilidad del Concello sobre facturas de suministro eléctrico, combustibles y el informe de la gestión energética 2014-2019 de Bueu, así como del rendimiento del proyecto de energías renovables implantadas por el Concello desde 2015. En el sector residencial son datos de los informes del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y extrapolación de los consumos unitarios a la composición del parque de viviendas del año 2015 en el municipio; en el transporte a los consumos del parque móvil municipal, contabilidad de gastos de las empresas en las líneas de transporte público y volumen de combustible consumido para el caso del transporte privado. Y en el caso del agua y los residuos, por los datos de las concesionarias.

Para conseguir esta meta de reducción de gases de efecto invernadero, se proponen acciones para cada uno de los sectores. En el municipal incluyen hasta doce, desde una auditoría energética de los edificios públicos para su rehabilitación con criterios de eficiencia energética, a la compra de energía verde que procede de fuentes renovables, pasando por un programa de mantenimiento para alargar la vida útil de calefacciones o sistemas de calentamiento de agua, limpieza de las lámparas y luminarias de forma regular, así como la introducción de paneles solares térmicos en los equipamientos para potenciar el uso de energías renovables, cambio a luces más eficientes, concienciar a los usuarios del uso responsable de la energía.

En el sector residencial (privado), se pide impulsar la rehabilitación energética con ayudas económicas, medidas fiscales y asesoramiento comercial, favorecer campañas de concienciación y redactar una ordenanza de construcción sostenible.

El río Bispo a su paso por el casco urbano de Bueu.

Una laguna en el río Bispo

El Plan analiza los riesgos y vulnerabilidades de Bueu ante el impacto del cambio climático. El municipio figura con nivel de riesgo alto en incendios forestales, tormentas y elevación del nivel del mar, mientras que figura con riesgo moderado en cuanto a precipitaciones extremas, y bajo en inundaciones. Pese a todo, entre las medidas de adaptación contempla una laguna en el río Bispo, por el riesgo de inundación en el último tramo del río. Contra los incendios, promueve la erradicación de especies invasoras y la repoblación forestal. Bueu tiene en redacción un Plan Municipal frente al Riesgo de Incendios (PAMFRI).

Nuevos servicios de transporte colectivo y alquiler de bicis

En el sector de transportes se contemplan, sobre todo, medidas para reducir los desplazamientos en vehículo, aunque gran parte del esfuerzo que hay que realizar en este sentido ya está recogido en el Plan de Movilidad de Bueu, que contempla el desarrollo de infraestructuras peatonales y ciclistas, con cerca de 65 kilómetros. Facilitarán un mayor reparto modal y un menor uso del coche. Ahí están también los caminos escolares seguros. En el PACES se prevén nuevos servicios de transporte colectivo y del sistema de uso de la bicicleta, con nuevos aparcamientos y un sistema de alquiler público, además de la mejora del parque de vehículos privados con políticas fiscales y la sustitución de vehículos actuales por otros híbridos (eléctrico enchufable), como también en el parque móvil municipal y el de recogida de residuos.

En el Plan del Clima, se alude a un parque móvil en Bueu 6.793 turismos, 501 camiones, 419 furgonetas, 29 autobuses, 950 motos, 12 vehículos industriales y 18 remolques.Los desplazamientos en vehículo privado suponen el 67%. El 14% se desplaza caminando.

Las medidas que contempla el Plan en el sector de la producción y consumo de energía son la implantación de plantas de producción y distribución de calor urbana alimentadas por biomasa procedente de la actividad maderera y forestal del entorno en los equipamientos municipales, así como un programa de plantas fotovoltaicas y un fomento de la minieólica en las instalaciones portuarias. En Bueu hay 4 centrales fotovoltaicas privadas: Cofradía de pescadores, José María Massó, Manuel Méndez y Carlos Lemos.

En cuanto al ciclo del tratamiento de los residuos sólidos urbanos apuestan, por ll que apuesta la Mancomunidad de O Morrazo que gestiona el servicio, un tratamiento en origen y composteros colectivos e individuales. Para reducir la producción de energía en el ciclo del agua, el Plan tiende a que se elabore un programa de control de las fugas del agua potable en la red de distribución y Sistemas de Drenaje urbano Sostenibles para reducir los vertidos de aguas pluviales a la red.

Compartir el artículo

stats