Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urbaser seguirá hasta 5 meses con la recogida de basura y la Mancomunidade pagará 138.000 euros al mes

El nacionalista Odilo Barreiro y los socialistas de Cangas Eugenio González e Ingrid Oprea, ayer en la junta.

La Mancomunidade do Morrazo reunió ayer a su junta de gobierno para ratificar la decisión que habían adoptado los tres alcaldes, ante la inminencia del fin del contrato de recogida de basura con Urbaser. A solo 5 días de que se extinguiese el acuerdo, los representantes de todos los gobiernos locales aprobaron seguir con Urbaser de forma temporal, mientras una comisión de trabajo se reúne cada 15 días para cerrar el rescate total del servicio. La intención es que en un plazo de entre tres y cinco meses la recogida de residuos pase a gestionarse de forma totalmente pública, directamente por la Mancomunidade.

El nuevo acuerdo con Urbaser “por un tiempo mínimo imprescindible”, permite su rescisión en cuanto el organismo comarcal tenga todo listo para asumir el servicio, con solo avisar a la concesionaria con unos 15 días de antelación. La compañía aceptó seguir con los trabajos de forma provisional por el mismo precio que en la actualidad, con lo que la Mancomunidade le abonará unos 138.500 euros cada mes hasta que pueda asumir el servicio. Se trata de un pago considerado “bajo”, pues el coste de la recogida de basura será seguramente mayor con el rescate, al mejorar los Concellos un servicio que actualmente presenta muchas carencias. También será necesaria la renovación de maquinaria como algunos camiones de recogida.

El contrato de concesión actual está prorrogado desde el 2018. Pertenecía a Recolte, pero desde comienzos de año pasó a Urbaser a modo de cesión.

Todos los integrantes de la junta de gobierno votaron a favor de esta medida temporal, incluyendo a los representantes del PSOE de Cangas, que aunque ya no están en el ejecutivo local siguen en este órgano hasta que el pleno cangués efectúe una nueva designación.

El trabajo de la nueva comisión debe asumir trámites complejos para la subrogación de un personal de más de 30 trabajadores, en materias como la prevención de riesgos laborales o suscribir los seguros necesarios al tratarse de una actividad laboral de riesgo, de ahí que sean necesarios varios meses de trabajo para cerrar el rescate del servicio.

La continuidad con Urbaser de forma temporal no requiere el refrendo de la asamblea, como tampoco la decisión de municipalizar la recogida de la basura. Y es que los estatutos fijan para el conjunto de ediles de los tres concellos la aprobación del presupuesto y de las ordenanzas fiscales.

De todas formas, antes del rescate total será necesario aprobar un nuevo presupuesto comarcal, que incluya todas las nuevas partidas relacionadas con los seguros, el personal y los gastos derivados de las nuevas atribuciones. Debe ser un presupuesto convenientemente dimensionado. Será en esa asamblea en la que los ediles de la oposición se puedan pronunciar sobre el rescate. El PP ya manifestó sus recelos a la espera de conocer el informe encargado al respecto a la consultora Lagares.

Compartir el artículo

stats