Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Capturado en Bueu un pez globo inédito en Galicia

La tripulación del “Segundo Dos Mil”, ayer en Bueu, con el pez globo capturado Gonzalo Núñez / R. B.

El cerquero “Segundo Dos Mil”, con base en el puerto de Bueu, desembarcó en la madrugada del martes su pesca en la lonja. Unas capturas en las que se incluían especies habituales, como el jurel o el besugo, y un invitado inesperado: un tamboril verde, que es un pescado de la familia del pez globo.

El “Segundo Dos Mil” captura un ejemplar de tamboril verde | Es de aguas cálidas y se desaconseja su consumo porque tiene toxinas

La tripulación entregó el ejemplar a la asistencia técnica de la Cofradía de Bueu que a su vez avisó al biólogo marino de la Unidade Técnica de Pesca de Baixura (UTPB) de la Consellería do Mar, Rafael Bañón, que ayer confirmaba que se trata del primer registro de esta especie en Galicia y una constatación más de que el cambio climático es real y existe.

“Es un pez habitual de aguas tropicales y más cálidas”

Rafael Bañón - Doctor en Biología

decoration

El nombre científico de este pescado es Sphoeroides pachygaster y forma parte de la familia de los “tetraodontidae”, que significa que tiene cuatro dientes (dos en la parte superior y otros dos en la inferior). Es una especie que no es comestible debido a que contiene tetradotoxina, una toxina que puede resultar mortal. De hecho, es un pariente del conocido pez fugu, muy popular en Japón.

El pez mide 22 centímetros y lo pescó un cerquero en Punta Couso

El patrón y armador del “Segundo Dos Mil”, Ramón Otero, reconoció enseguida que el ejemplar que subió a bordo con las redes era de la familia del pez globo. “Cuando era más joven estuve trabajando en Canarias y allí lo encontrábamos muy a menudo”, explica. Este ejemplar de tamboril –también conocido como tamboril de hondura– fue pescado en la zona de As Osas, en Punta Couso (Cangas), y tenía un tamaño de 22 centímetros. Los adultos pueden llegar hasta los 45 centímetros.

El ejemplar de tamboril verde, de la familia de los peces globo, pescado por un barco de Bueu R.B.

El biólogo marino Rafael Bañón, que también es responsable de un blog sobre peces llamado ictiogal.blogspot.com, confirmaba ayer después de examinar el ejemplar de tamboril verde pescado por el “Segundo Dos Mil”, que se trata del primero registrado en Galicia. “Sabemos que tenía que estar por aquí porque hay confirmadas citas y registros más al norte, como en Francia o Irlanda y también en el Cantábrico español. Pero otra cosa es que podamos tener la confirmación con un ejemplar para poder estudiarlo y analizarlo”, explica Bañón.

La tripulación del “Segundo Dos Mil”, ayer en Bueu. Gonzalo Núñez

Por eso se vuelve a hacer un llamamiento a la flota para que cuando se encuentre con una especie extraña o poco habitual entreguen el ejemplar a las asistencias técnicas de las cofradías para poder confirmar de manera plena la identificación.

“Normalmente se hace un estudio morfológico, con sus medidas y características, y luego se corrobora esa identificación a través de un análisis genético o taxonomía molecular”

Rafael Bañón - Biólogo

decoration

También se analizan las gónadas para determinar si el ejemplar era maduro o un juvenil y se estudia su alimentación. “Puede alimentarse de otros peces o cefalópodos. El que apareció en Bueu es muy pequeño y tenía restos de algo parecido a erizo”, añade el biólogo.

El barco bueués “Segundo Dos Mil” ya tiene experiencia en este sentido porque en abril de 2018 pescó un ejemplar de Penaeus kerathurus, conocido como “langostino de Sanlúcar” y que era el segundo que se capturaba en Galicia.

  • Un monstruo de pez luna revienta la báscula

    El gigantesco ejemplar fue devuelto al mar tras una laboriosa maniobra para liberarlo de las redes y documentarlo

Hasta la fecha se han confirmado cuatro especies de pez globo en Galicia: la primera en 1935 y las dos siguientes son mucho más recientes, de 2011 y 2018. “Su presencia aquí está vinculada al cambio climático y al calentamiento del agua, lo que favorece que cada vez aparezcan más al norte y está bien documentado que ha llegado hasta Irlanda”, apunta Rafael Bañón. Aún así, de momento su presencia sigue siendo esporádica. “En el Mediterráneo es mucho más habitual y de hecho existen carteles en las lonjas de que es una especie que no se debería vender ni comer porque sus toxinas pueden ocasionar la muerte”, añade el biólogo.

  • La "monstruosa" biodiversidad de las Rías Baixas

    Desde el “alien” encontrado hace pocos días en Samil hasta el avistamiento de ballenas de hasta 26 metros, son muchas las especies marinas sumergidas en nuestras costas.

Bañón presentó en el año 2016 su tesis doctoral, un estudio sobre el conjunto de peces que habitan en el conocido como “Banco de Galicia”, que identificó 139 especies de 62 familias diferentes.

“Desde los años 90 hasta la actualidad han aparecido en Galicia unas 30 especies nuevas, muchas de ellas vinculadas al cambio climático”, afirma el biólogo, que reconoce que ese número de citas es muy elevado.

decoration

Las investigaciones de Bañón se pueden consultar a través en Internet a través de la revista Nova Acta Compostelana, de la Universidade de Santiago (USC), y hasta la fecha ha publicado dos capítulos dedicados a los peces de Galicia.

  • Los otros "turistas" que visitan Gal

    Cada vez son más frecuentes las capturas de especies de peces "raros" en las costas gallegas, normalmente provenientes de África

“Son de los años 2010 y 2018 y están dedicados a las especies óseas. Ahora estoy a punto de publicar el tercero, que se centrará en los cartilaginosos, como los tiburones y las rayas”, concluye el biólogo marino vigués, que también desarrolló parte de su trayectoria profesional en el Instituto de Investigacións Mariñas del CSIC y en el Instituto Español de Oceanografía de Vigo

 

Compartir el artículo

stats