La alcaldesa de Moaña, Leticia Santos, sigue dando pasos para que las urgencias retornen de Cangas a Moaña toda vez que está prácticamente superada la pandemia del COVID-19. De esta manera, lleva a pleno este jueves una moción de la Mesa Local de Sanidade para exigir a la Consellería de Sanidade la recuperación de estas urgencias en la Casa del Mar como también la vuelta de las consultas presenciales a ratios anteriores a la pandemia y el apoyo a la manifestación convocada por la Plataforma SOS en defensa de la sanidad pública para el 14 de noviembre en Santiago.

No comprende cómo con prácticamente superada la pandemia “sigamos sin urgencias y sin recuperar los ratios de las consultas presenciales, además de soportar atrasos muy importantes en las citas de atención primaria”.

En el Centro de Salud de Cangas, su jefe de Servicio, el doctor Benigno Villoch, no tenía constancia ayer de que vaya a haber cambios respecto a las urgencias de Moaña, que se atienden en Cangas desde 2020.

La alcaldesa entiende que la permanencia de estas medidas “ilógicas” solo persiguen el objetivo de desmantelar la red pública sanitari, potenciando el trasvase de los enfermos a la sanidad privada y que “como pueblo comprometido con la defensa de los servicios públicos no podemos permitir que se destruya un bien tan preciado”.

El pasado 16 de octubre y en testimonio de la mejora conseguida en Moaña con el inicio de la urbanización de Sisalde para la construcción del nuevo centro de salud, la Plataforma da Sanidade y el Concello, trocearon la mítica pancarta negra que siempre presidió las protestas para la mejora de la atención sanitaria en Moaña. Pero la alcaldesa ya dijo entonces que faltaba mucho por hacer aúny que seguirían las movilizaciones.

El municipio cangués vuelve a tener COVID

Ya se sabía que la vacunación frente al COVID no tiene efectos al 100% y por eso Cangas, que llevaba varios días sin ningún caso de coronavirus, ha vuelto al mapa del Sergas con la horquilla de menos de 9. Son dos casos. Se trata de adultos, de algo más de 50 años y de 70, contagiados por contacto con una persona de fuera. Estaban vacunados y son prácticamente asintomáticos. El jefe del servicio del centro de salud de Cangas, Benigno Villoch, reconoce que se están dando contagios, pero la vacuna disminuye los riesgos de ingresos y consecuencias graves. El protocolo que se sigue para estos contagios de personas vacunadas es el mismo de siempre, con diez días de confinamiento en casa y si no tienen síntomas reciben el alta al cabo de ese tiempo, sin una segunda prueba de PCR. En cuanto a los casos en Moaña y en Bueu, ambos municipios figuran en el mapa de coronavirus del Sergas con menos de 9, tanto en los últimos siete días como en el acumulado a 14 días. Bueu seguiría con un positivo y Moaña, con tres.