Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Corrales tendrá su calle en el nuevo callejero de Coiro que sale a exposición

Se modifica la propuesta de 2005 en la que se rotulaba como Atenas 2004 a las calle campo de fútbol o travesía del campo de fútbol

Vista de una calle en la parroquia de Coiro. | // SANTOS ÁLVAREZ

Los vecinos de la parroquia de O Coiro podrán conocer a partir de hoy su nuevo callejero que se expone al público de 11.00 a 13.00 horas. Se trata de un nuevo documento que supone nombrar a un centenar de calles y que afecta a 1.600 casas. Los lunes y los miércoles, el horario será de 16.30 a 18.00 horas, en las bibliotecas de Coiro, así hasta en 19 de noviembre.

Nuevas propuestas que se habían consensuado en el año 2005, como, por ejemplo, calle Atenas 2004, en el lugar de Romarigo, para las que hoy se conocen como campo de fútbol y travesía campo de fútbol, quedan desfasadas y la intención es que sean cambiadas por nombres de deportistas locales. Así que se piensa concretamente en dedicar una al portero de balonmano de la selección española, Rodrigo Corrales (también está previsto que en Aldán y en Darbo los deportivas olímpicos tengan sus calles, según manifestaron ayer fuentes municipales). También se piensa en una calle en Coiro para Manuel Vivero. En el nuevo callejero figura la denominación de A Rúa para el tramo de carretera que hay entre la rotonda de O Gordo y la de A Rúa, que nadie sabe la razón por la cual en el catastro aparecía como avenida de Asturias. También aparece una calle con el nombre del poeta cangués Bernardino Graña.

Los vecinos pueden consultar el callejero y presentar las alegaciones que correspondan. Desde luego que se tendrán en cuenta aquellas que gocen con un mayor número de adeptos. No hay que olvidar que corresponde al pleno de la corporación municipal aprobar el documento, que después se remitirá al Instituto Nacional de Estadística (INE) para su codificación y más tarde se procederá al trabajo de calle, que consiste en la colocación de placas con el nombre y los números en las viviendas y su posterior implantación en el padrón municipal, además de enviar a Catastro los cambios realizados. Los técnicos calculan un año para que todo el nuevo callejero esté operativo.

Lo que se pretende evitar a toda costa es que los casos de duplicidad de números que hubo en Aldán y O Hío se repitan, porque causó un grave trastorno a particulares y también a profesionales de correos. La mayoría de los casos se debió a la falta de información recibida.

Compartir el artículo

stats