Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El castro de Montealegre empieza a tambalearse

Estado actual de conservación del castro de Montealegre, en Domaio, por encima del túnel de la Autovía do Morrazo. | // SANTOS ÁLVAREZ

La situación del castro de Montealegre, en Domaio, empieza a tambalearse, no porque esté encima del túnel de la Autovía do Morrazo, cerca del enlace de la autopista AP-9, sino por falta de mantenimiento. Y el problema está en que sigue sin firmarse el convenio de colaboración al que se había comprometido la Consellería de Infraestruturas, para hacerlo a tres bandas entre Patrimonio, Comunidad de Montes de Domaio y Concello de Moaña.

Situación actual del castro, en su ladera sur con la Autovía do Morrazo al fondo. Santos Álvarez

La alcaldesa, Leticia Santos (BNG), acaba de remitir una carta a la directora xeral de Patrimonio Cultural de la Xunta, Carmen Martínez Insua, alertando de la falta de mantenimiento del castro, que está provocando el deterioro del ámbito excavado y las quejas de muchas personas que acuden a visitar este yacimiento. Tiene su origen en la Edad de Hierro y estuvo habitado desde el siglo VIII a.C. hasta el I d.C. En las últimas reexcavaciones, que comenzaron en mayo de 2016, para su puesta en valor, se encontraron más de 20.000 piezas, en su mayoría de cerámica y metal, los restos de una escultura antropomorfa, en granito, de medio metro, consiste en una figura humana sentada, sin cabeza. El castro conserva muralla y un foso de delimitación y defensa y fue excavado por primer vez en 1925 por Antonio Losada Diéguez. Entre 2003 y 2004 se realizó la segunda por el arqueólogo Roberto Aboal y la última fue la de 2016 por el arqueólogo Miguel Vidal, rescatando antiguos sillares.

Otro detalle de la puesta en valor del yacimiento. Santos Álvarez

Santos recuerda la inquietud que generó en los vecinos el proyecto de desdoblamiento del corredor do Morrazo en autovía (concluyó en junio de 2019) por lo que implicaba la destrucción de una parte esencial del castro, en su ladera sur. El túnel gemelo que se contemplaba en el desdoblamiento destrozaba esta ladera, por lo que se generó un movimiento social por la conservación del castro.

La alcaldesa señala en su carta que tras prevalecer el sentido común y la protección de este patrimonio arqueológico, la Axencia Galega de Infraestructuras (AXI), como titular de la obra de la autovía y dependiente de la Consellería de Infraestructuras, varió el trazado permitiendo la pervivencia de esta ladera sur y financiando la excavación y puesta en valor del yacimiento.

Panel explicativo en el ámbito el yacimiento. Santos Álvarez

Recuerda también que habían sido convocados a una reunión en la sede territorial de la Xunta en Vigo, en diciembre de 2020, a la que acudieron representantes de Patrimonio Cultural, AXI, Comunidad de Montes de Domaio y Concello, en la que se les anunció la inminente redacción de ese convenio de colaboración a tres bandas para que el Concello asumiera el mantenimiento del yacimiento, visitable desde 2020, aunque no oficialmente. El acceso al castro se realiza desde la rotonda de Domaio y a través de dos portales de madera con el rótulo del Castro se llega a un mirador desde donde se baja por unas escaleras de granito a las dos zonas visitables en cuyo medio está el túnel de la autovía.

Uno de los accesos del castro. Santos Álvarez

Santos reconoce que casi un año después, nada saben sobre este convenio: “Y lo que es más grave, la situación del castro se deteriora, día a día, como comprueban los vecinos que acuden a visitarlo y lo denuncian en redes sociales y medios de comunicación”. Pide una reunión para solucionar la situación.

Compartir el artículo

stats