Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los jubilados vuelven a sus locales

Usuarios del Carmen, retomando las partidas en el club. |

Con caras sonrientes, incluso aplaudiendo, aunque con la tristeza de todos los compañeros y compañeras que se han ido en este año y medio de la pandemia del COVID-19. Así fue la reapertura ayer de los tres clubes de jubilados de Moaña (Carmen, Meira y Domaio) que estuvieron con el candado puesto desde que comenzó la pandemia en 2020. Además de las cafeterías, ya hay programadas actividades de gimnasia y de memoria, a falta de recuperar los bailes.

El presidente del club de jubilados de Meira, Lolo Rúa, abría ayer a las 09:30 el centro, ubicado en Samertolaméu, con la alegría de poder ofrecer a los “mayores” de la parroquia buena parte de la programación de actividades que se tuvieron que suspender cuando la pandemia del COVID-19 interrumpió de forma dramática en la vida de todos y obligó a confinarse en casa y cerrar todo a principios de 2020. Ayer volvió el ruido de tazas de café en el autoservicio de cafetería del club, a donde también vuelven los cursos de gimnasia, memoria, risoterapia y de bolillos. Regresará igualmente a ensayar el coro Santa Eulalia y la Coral Samertolaméu, pero habrá que esperar por los bailes, que se realizaban los domingos y que todavía no están permitidos por la situación sanitaria, como también por el bingo, que siempre se celebraba en la noche de los sábados.

Vecinos de Domaio, ayer en el club de jubilados de la parroquia. Gonzalo Núñez

El club de Meira abre de 09:30 a 22:00 horas. Los lunes hay gimnasia de 09:00 a 13:30 y bolillos, de 16:30 a 17:30. Los martes hay curso de memoria, de 16:30 a 18:00 y ensayo de la coral Samertolaméu, de 19:00 a 21:00. Los miércoles se puede asistir a risoterapia, de 16:30 a 18:30 y de 19:00 a 21:00 ensaya el Coro Santa Eulalia. Los jueves vuelve a haber memoria y ensaya la Coral Samertolaméu; los viernes hay gimnasia, de 09:00 a 10:00, aunque se mantiene suprimida la escuela de baile que antes era de 10:00 a 11:00, como también los juegos .

"Los mayores quedamos sin aliciente en la pandemia, metidos en casa, con miedo. Para la juventud fue malo, pero para los mayores muy malo"

Lolo Rúa - Presidente del Club de Jubilados de Meira

decoration

Por la tarde hay curso de memoria. Rúa recuerda que pese a que la pandemia parece que remite, hay que seguir usando la mascarilla dentro y guardando distancia social. Atrás queda un año y medio en el que los “mayores quedamos sin aliciente, metidos en casa, con miedo. La juventud también fue muy afectada, pero para los mayores fue muy malo”. Ahora con el reencuentro empezarán a conocer realmente cuántas bajas dejó entre ellos este tiempo de pandemia, ya no solo por el COVID, sino por la edad. “En estos centros se habla de usuarios de 80 años para arriba”, asegura el presidente del club de jubilados del Carmen, José Cancelas. Este centro, con 800 socios, reabrió ayer con un horario, de lunes a domingo, de 09:00 a 22:00, con servicio de cafetería y, por el momento, actividades de gimnasia y de memoria, además de excursiones. Ya está cerrada una salida a Fátima y casi está al completo el autobús para otra excursión a un hotel en Negreira. También volverá a ensayar mañana el coro del club, tristemente con bajas de personas “difícil de olvidar, muy buenos compañeros y compañeras”.

Lolo Rúa, presidente del Club de Meira, abre la sede en Samertolaméu. Gonzalo Núñez

La directiva también anuncia que el próximo día 13 de noviembre se convocan elecciones para renovar la junta, al agotarse el plazo de cuatro años, y que las candidaturas se pueden presentar hasta quince días antes de las votaciones que son el día 23 de noviembre, incluyendo cargos para presidencia, vicepresidencia, tesorería, secretaría y para tres plazas de vocales.

El centro se ha renovado durante el tiempo que ha estado cerrado, con un poco de ayuda del Concello. Se ha construido una rampa para personas con problemas de movilidad y una puerta de emergencias “y pintamos porque parecía quer no tenía dueño”. En el club de Jubilados de Domaio también volvió la alegría. Su presidente actual Benito Solla asegura que el lunes empezarán los cursos de memoria y también se retoma la gimnasia.

Compartir el artículo

stats