Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comienza el desmontaje de la cubierta de nueva sala Urbano Lugrís en el Museo Massó

Un obrero trabaja ayer en el desmontaje del tejado de la futura Sala Urbano Lugrís, en el Museo Massó. | // GONZALO NÚÑEZ

Las obras anunciadas por la Consellería de Cultura para habilitar la Sala Urbano Lugrís en el Museo Massó de Bueu ya están en marcha. Hace unos días se colocó el andamiaje en la parte posterior del recinto y ayer se comenzó a desmontar el tejado de la cubierta.

Los trabajos se concentran en la planta que se construyó encima de la antigua Salazón Piñeiro, que fue adquirida por los Massó a principios del siglo XX. La sala dedicada a Urbano Lugrís tendrá una superficie de más de 200 metros cuadrados y la primera fase consistirá en la recuperación y restauración de la cubierta. La intención es conservar el mayor número posible de tejas. Lo mismo ocurre con la estructura de madera, que solo se cambiará en aquellos puntos en los que está demasiado dañada por la humedad y las filtraciones. Durante la reconstrucción se aprovechará para impermeabilizar y colocar material aislante en la cubierta para proteger las nuevas instalaciones.

La sala albergará, entre otros contenidos, los lienzos de gran formato de Lugrís y que forman parte de los fondos del museo, así como los bocetos de la capilla Santos Reis, que son un depósito del Concello de Bueu.

Compartir el artículo

stats