Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cangas retoma la “Defensa da vila” con teatro en Ojea, mercado tradicional y tapas de época

Ensayo general del espectáculo "A defensa da vila-María Soliña", ayer en el palco y la explanada de Ojea. | // G.NÚÑEZ

Cangas revive desde ayer, con ambiente festivo, la efeméride de la "Defensa da vila" frente a la invasión de piratas turcos berberiscos, en 1617. Un suceso, entonces luctuoso, que se rememora con la representación de Teatro de Ningures en la explanada de Ojea, donde más de un centenar de actores, actrices y colaboradores de distintos colectivos lo escenifica a las ocho de esta tarde para un aforo limitado a medio millar de personas, conforme a las medidas dispuestas frente al COVID. También con un mercado de época en la Alameda Vella y unas jornadas gastronómicas en las que 13 establecimientos del municipio ofrecen platos y tapas que remiten al siglo XVII.

Para animar el ambiente festivo, Ningures ya trasladó ayer por la mañana los ensayos del Auditorio a Ojea, donde se concentraron decenas de personas. Esta noche será el acto central, que podrán seguir 400 espectadores en el espacio delimitado de Ojea en plazas que se han podido reservar en los últimos días, gratuitamente, recogiendo las invitaciones en la Casa da Xuventude. Las restricciones obligan a prescindir del desembarco en el puerto ya abreviarlo junto al escenario, donde se representará también la tragedia que afrontó la villa y consecuencias como las que derivaron en la muerte de María Soliño, viuda de Pedro Barba y condenada a muerte por la Inquisición para quedarse con sus bienes en una época de especial escasez.

Ambiente festivo en torno al mercado de época en la Alameda Vella. |   // G.NÚÑEZ

Ambiente festivo en torno al mercado de época en la Alameda Vella. | // G.NÚÑEZ

Mientras, en los jardines de Félix Soage se reparte una veintena de puestos de artesanía y exquisiteces, abiertos desde las nueve de la mañana a las nueve de la noche, y también se ofrece un photocall viviente, así como actuaciones itinerantes por el centro urbano orientadas a los más pequeños. Mañana y pasado se incorporan a la programación, a mediodía, los pasacalles del grupo de gaitas Lume de Karoso.

Aunque la niebla cercó las actividades durante toda la jornada de ayer, las previsiones apuntan que no hay riesgo de lluvia o de inclemencias que obligarían a trasladar al martes la escenificación de “A defensa da vila-María Soliña”, un espectáculo que Teatro de Ningures y el Concello de Cangas confían en devolver a la calle el próximo año.

Compartir el artículo

stats