Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La defensa de los acusados del New Polar rechaza la oferta del fiscal de bajar la pena de 9 a 7,5 años

El juicio tendrá lugar en el primer trimestre del próximo añoEEn la operación, que se siguió en el Juzgado Número 2 de Cangas, hay dos vecinos de la villla acusados

Uno de los detenidos en la operación antidroga. | // SANTOS ÁLVAREZ

No hubo conformidad ayer entre los abogados de los dos acusados de Cangas en el caso del New Polar, un barco en el que la Guardia Civil se incautó de 30 kilogramos de cocaína. En esta operación se detuvieron a cinco personas, donde ellas de Cangas, Manuel M.C. el cocinero del barco, y su ayudante, Luis P.S., además de Rodolfo R.A.; al Alonso S.G. y Adrián B.M. En la vista de ayer, los letrados rechazaron la oferta de 7.5 años de cárcel que ofrecía el fiscal, que también quieren para ellos una multa de 2 millones de euros.

El juicio se verá en el primer trimestre del año. Fue el Juzgado de Primera Instancia Número 2 de Cangas quien decretó la apertura de juicio oral en el caso del barco New Polar. Fue en octubre de 201 cuando la que era titular del Juzgado Número 2 de Canas, Eva López Domínguez, dictó auto de prisión contra dos de los detenidos días ante se la operación antidroga llevada a cabo por miembros del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Guardia Civil (EDOA).

Manuel M.C, el cocinero del barco pesquero, siempre negó su implicación en el caso, además se manifestó colaborador de la Guardia Civil. Manifestó estar en contacto con agentes de la UCO de la Guardia Civil, pretendidamente para proporcionarles información en relación con las dinámicas comisivas como las descubiertas en el seno de las diligencias que se abrieron después, pero protagonizadas por los integrantes de las tripulaciones de otros barcos de pesca con puerto de destino en Cangas de O Morrazo. Pero el fiscal sostiene que Manuel M.C. se servía de su aparente colaboración tratando de datos a la UCO sobre el desarrollos de las marea de altura por distintos barcos pesqueros de Cangas, y que se sospechaba que podían ser aprovechadas por individuos de las tripulaciones para introducir, entre los enseres, algunas cantidades de droga, para tratar de proteger así su propia actuación personal. Sin embargo, los días previos al 22 de mayo, el cocinero del New Polar infundió dudas sobre la veracidad de los datos que proporcionaba. El cocinero siempre negó que su ayudante estuviera involucrado de alguna manera.

Varios de los implicados en esta operación antidroga tienen abierta causa en Badajoz.

Compartir el artículo

stats