El Concello de Bueu retomará el contacto con la propiedad de la que fue casa de la maestra Matilde Bares para afrontar los próximos trabajos para asegurar la seguridad en la vía pública. Una de la actuaciones que resulta imprescindible es el vallado exterior del inmueble, con fachada hacia la calle Eduardo Vincenti. Desde la Concellería de Urbanismo se plantean una intervención un tanto diferente: se trataría de cubrir esas vallas con lonas interpretativas sobre la figura de Matilde Bares y el inmueble en el que residió durante el primer tercio del siglo XX. “Nos gustaría que no sean únicamente un par de vallas, sino que tengan cierta presencia y que incluyan fotografías y reseñas históricas”, explica el concejal del área, Martín Villanueva.

Desde el Concello solicitarán presupuestos para afrontar una iniciativa con la que se quiere colaborar con los propietarios, que tras una visita al inmueble junto a los técnicos municipales aceptaron dejar en suspenso la tramitación del expediente para la demolición de una edificación que amenazaba ruina. “Es cierto que está muy afectada por las humedades y que cuenta con numerosos desperfectos, pero en principio no se aprecia riesgo de colapso y los muros de carga parecen sólidos”, apunta Villanueva, que añade que los técnicos municipales están ultimando el informe que se trasladará a los dueños.

Franja de seguridad

El vallado perimetral que se colocará en el exterior tiene como objetivo impedir el acceso a la casa y establecer una franja de seguridad en caso de que se produzca algún tipo de desprendimiento en la fachada o en los laterales. “La intención es aprovechar para que ese vallado luzca un poco más con información histórica”, apunta Villanueva, que también recuerda que si alguna persona traspasa ese cierre deberá asumir la responsabilidad en caso de accidente o percance.