Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bueu y Cangas retoman la campaña del erizo con precios por encima de 14 euros

Una tripulación de Bueu descarga ayer sus capturas de erizo en el primer día de trabajo en la Ría de Pontevedra. Santos Álvarez

El erizo acaba de regresar a las lonjas, un recurso que pese a su apariencia y a su caparazón cubierto de amenazantes púas es bienvenido. Y si además llega con precios como los del inicio de esta campaña, más bienvenido aún. Este apreciado equinodermo se reestrena con importes por encima de los 14 euros e incluso rozando los 15 en el caso de Bueu, frente a los 10-12 euros del arranque de la anterior.

El erizo de mar se ha convertido en los últimos años en una de las especies con mayor demanda y facturación para las cofradías, que junto al sector se esfuerzan en implementar medidas para garantizar un precio mínimo y preservar el recurso. Esa demanda es en su mayoría externa y se dirige fundamentalmente hacia Francia e Italia.

La tripulación del "María", de Cangas, descarga ayer delante de la lonja canguesa.

La tripulación del "María", de Cangas, descarga ayer delante de la lonja canguesa. Santos Álvarez

La temporada arrancó oficialmente el 1 de octubre, pero en la ría de Pontevedra las cofradías decidieron esperar hasta ayer para volver al mar. Aquí existe un plan conjunto en el que participan Bueu, Portonovo y Sanxenxo, que este año no tiene ningún barco. El plan de explotación autorizado por la Consellería do Mar permite hasta 100 kilos por embarcación, pero por “decisión propia” el sector se autoimpone un tope máximo de 80 kilos.

No es la única medida de regulación. “Funcionamos con un sistema de subasta previa y si no hay un precio mínimo de 9 euros no se va al mar”, explican desde la Cofradía de Bueu. Es un euro más con respecto a la campaña previa. Dentro de ese plan de conservación también se estipula que los barcos solo faenan tres días a la semana. “El precio con el que empezamos es muy bueno, ahora habrá que ver cuánto tiempo se mantiene”, afirman. El primer día el erizo se cotizó a 14,70 euros.

El erizo en Bueu llegó a los 14,70 euros.  |  // S.Á.

El erizo en Bueu llegó a los 14,70 euros. | // S.Á. david garcía

En Cangas el sistema de trabajo es similar, aunque con ligeras diferencias. La cofradía también trabaja con subasta previa, con un precio mínimo de 8 euros frente a los 7 del año pasado. La flota empezó a trabajar el viernes y en estos dos primeros días el erizo se pagó a 14,30 euros el kilo. “Si en esa venta previa la cotización se mueve entre los 8 y los 10 euros, entonces recogemos un máximo de 25 kilos por tripulante. Si está por encima de los 10 euros subimos hasta los 30 kilos”, explican desde el “María”, una de las cuatro embarcaciones que participa en el plan. El plan de explotación les permite hasta un máximo de 175 kilos por barco y día, una cantidad a la que no se llega ni de lejos. “En nuestro barco somos tres tripulantes y con el sistema que tenemos volvemos con 90 kilos, casi la mitad de lo que tenemos autorizado. De esta manera preservamos tanto el recurso como un buen precio de venta”, argumenta la patrona, Eva María Cordeiro.

De momento las dos flotas están trabajando en el entorno de “sus” respectivas islas: Ons y Cíes. Ayer los barcos cangueses no empezaron a llegar al puerto hasta casi las 13.00 horas. “Había mar de fondo y era difícil trabajar”, admiten.

El erizo en Cangas ayer se vendió a 14,30 euros. Santos Álvarez

La campaña del erizo son seis meses al año, desde el 1 de octubre hasta el 30 de abril y alcanza sus mejores precios en las fechas navideñas. El pasado mes de diciembre en Bueu llegó hasta los 24,50 euros y en Cangas hasta los 23. Entre esas medidas de control para conservar el recurso, en el caso de Bueu incluso adelantaron un mes el cierre de la campaña, que acabó el 31 de marzo. Se saldó con más de 44.200 kilos y casi 465.000 euros de facturación. El balance de Cangas rozó los 41.000 kilos y superó los 417.000 euros.

Compartir el artículo

stats