Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unos 80 jubilados de Domaio tratan de forzar una asamblea para cambiar la directiva del club

Entre 80 y 90 jubilados de Domaio intentan forzar la convocatoria de una asamblea del club de jubilados de la parroquia con el objetivo de convocar elecciones y cambiar la directiva de la entidad, al estar enfrentados con el presidente que lleva unos 15 años al frente del club.

Este fin de semana el problema saltó a la luz pública al tener que desconvocar la asamblea prevista y anunciar, con un coche altavoz, que la culpa era del presidente y del Concello. Desde este grupo de jubilados quisieron ayer quitar responsabilidad al Concello al reconocer que “no abrieron el local ni cedieron sillas para reunirnos la aire libre porque la directiva les dijo que ya no éramos miembros del club, porque habíamos sido expulsados”.

Denuncian, los jubilados que buscan un cambio en la directiva, que en los estatutos sigue figurando como presidente el anterior encargado “que ya está fallecido” y rechazan que se les pueda expulsar por no estar al corriente del pago de las cuotas “sin celebrar una asamblea para decidir la expulsión”, alegando que se debe seguir un procedimiento marcado en los estatutos. El de Domaio es uno de los tres clubs de jubilados en funcionamiento a lo largo del municipio moañés.

Compartir el artículo

stats