Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Moaña bonificará a los vecinos el 30% de sus compras en el comercio local durante el otoño

La concejala Coral Ríos con el presidente de Acimo, Óscar Casás Martínez. | FDV

El Concello moañés acaba de cerrar la puesta en marcha del programa de bonos “Moaña consume local”, para estimular las compras en el comercio de la localidad durante el otoño, un periodo pactado con los colectivos de comerciantes (Acimo y Asemmo) al tratarse de la época más floja del año en ventas. Se trata de una medida adoptada para paliar los efectos de la crisis económica derivada de la pandemia. Los convenios con las asociaciones de comerciantes recibieron el visto bueno de Intervención y van a ser aprobados en la junta local de gobierno de mañana.

Está abierto a todos los establecimientos del municipio, que podrán inscribirse hasta el 10 de octubre, mientras que los consumidores podrán anotarse hasta que se agote la bolsa de dinero prevista, que asciende a 100.000 euros, a través del sistema de la página web www.moañaconsumelocal.gal, habilitada para tal fin.

En la práctica se verán beneficiados los vecinos mayores de edad anotados y tendrán una bonificación del 30’% del importe de cada compra, de tal forma que “por cada 100 euros gastados en locales de Moaña, el Concello asume 30 euros”, explica la concejala de Promoción Económica y Turismo, Coral Ríos. El máximo por persona es de 75 euros por bonificación.

Para cada establecimiento se reserva un crédito de 900 euros como mínimo y 1.350 euros como máximo. El programa “Moaña consume local” estará en funcionamiento entre el 11 de octubre y el 10 de noviembre. Ríos explica que las asociaciones de comerciantes renunciaron a entrar en el programa de ayudas directas que beneficia, entre otros, a la hostelería, al defender que el mismo dinero, destinado a bonos y financiando parte de las compras, atraerá a clientes y multiplicará “por tres” su huella en los negocios. “La repercusión en el tejido comercial va a ser muy importante, pues este dinero se convertirá en compras por más de 300.000 euros”, añade la concejala.

Los convenios que se aprueban mañana, redactados desde comienzo de año, se pactaron en distintas reuniones mantenidas por representantes del bipartito con los colectivos Fecimo, Acimo y Asemmo, a raíz de las consecuencias económicas que para el sector implicaron los cierres obligatorios decretados por el Gobierno central para hacer frente a la pandemia de COVID-19.

El programa de bonos se suma al de ayudas directas denominado “Moaña Reactiva” y que fue aprobado el pasado lunes 20 de septiembre por el gobierno local después de nueve meses de gestación. A través de esta vía se repartirán 100.000 euros directamente entre 67 negocios que cumplían los requisitos por haber sido perjudicados directamente por los cierres obligatorios. En su mayoría se trata de establecimientos hosteleros. El reparto se acordó de forma equitativa, de manera que cada negocio recibe 1.492,53 euros a partir de la semana que arranca mañana.

Las ayudas directas se financiaron tanto con fondos propios como a través del plan concellos de la Diputación de Pontevedra y la larga tramitación para su puesta en marcha partió, entre otras razones, de que el Concello carecía de competencias en la materia y tuvo que solicitarlas a la Xunta.

En el marco de las ayudas municipales destinadas a paliar la crisis, tanto los bonos al consumo como los ingresos directos a hosteleros se vieron reforzados por el programa de bonos sociales, que se incrementó desde el duro confinamiento de la primavera de 2020 y a través de los que el Concello de Moaña ha repartido ya 200.000 euros desde la concejalía de Benestar Social. Alega, el bipartito, que estos bonos quedan en el comercio local, pues funciona con negocios asociados.

Compartir el artículo

stats