Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ecologistas acusan al Concello de “mentir” y mantienen la denuncia a Moaña por vertidos

Parte del material depositado cerca del viaducto del Corredor.

El colectivo ecologista Luita Verde mantiene la denuncia por el vertedero utilizado por el Concello para depositar escombros, restos vegetales y podas en O Casal. Aclara, este colectivo, que sus quejas no se deben a los restos de la obra de la carretera de Abelendo apilados bajo el viaducto del Corredor. Pese a las explicaciones del edil de Medio Ambiente, Odilo Barreiro, esta asociación asegura estar a la espera de que la Xunta “compruebe los hechos denunciados y ordene al Concello la retirada de los vertidos y la reposición de las parcelas”.

Luita Verde eleva sus críticas acusando de “falsas” las explicaciones de Barreiro y por lo tanto solicitando su “dimisión” como titular municipal de Medio Ambiente. Aseguran los ecologistas que no es verdad que el vertedero sea “temporal". Sino que se lleva realizando de forma permanente e incontrolada desde hace más de una década, sin las legales y necesarias medidas de aislamiento. Son responsables los distintos gobiernos municipales durante este intervalo de tiempo”. Añade que los residuos ocupan seis parcelas y el vertedero tiene unas dimensiones de 50 metros de largo por 40 de ancho, mezclando cascotes de todo tipo con plásticos, neumáticos o piezas metálicas de fontanería. “La mayoría de estos residuos deberían estar depositados en el punto limpio de la propia Mancomunidad”.

Rechazan también que las algas se acumulen para uso de los vecinos “ya que se arrojaron procedentes de la limpieza con maquinaria pesada de las playas del municipio, principalmente de A Xunqueira”.

Compartir el artículo

stats