Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El acceso al CEIP Espiñeira de padres sin mascarilla provoca la presencia policial

La entrada al colegio público de Aldán. | FDV

Agentes de la Policía Local de Cangas vigilaron ayer los accesos al colegio público de Espiñeira- Aldán, ante el aviso de la dirección del centro por la negativa de unos padres a ponerse la mascarilla cuando acceden al recinto escolar para dejar a sus hijos. Estos progenitores pueden entrar al patio al estar sus pequeños en Educación Infantil, pero el protocolo sanitario de la Consellería de Educación les obliga a llevar la mascarilla dentro del recinto escolar, como deben hacer los profesores y todos los alumnos de más de seis años incluso en el recreo.

La negativa, que en principio fue de varias familias pero ahora se limita a una, obligó al centro a recordar la normativa en varias ocasiones, alegando que el protocolo es decisión de la Xunta, y no del colegio. Tras consultar con la Consellería de Educación, ésta le indicó al centro que debe hacer cumplir la normativa sanitaria, por lo que el colegio optó por dar aviso a la Policía Local. Los agentes acudirán posiblemente varias mañanas más para vetar el paso al patio a todo aquel que no lleve la mascarilla.

Ayer, en la primera jornada con presencia policial, no se registraron incidentes de gravedad ni sanciones económicas. La dirección del centro, consultada por FARO, desea que la situación se solvente con el cumplimiento del protocolo sin que el problema se enquiste. Recuerda que entre el portal de acceso al recinto y la entrada al interior del colegio, a donde no pueden acceder los padres, solo median unos metros, por lo que la mascarilla es necesaria durante muy pocos minutos.

Compartir el artículo

stats