Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La hija del hombre que apareció muerto en Meira pudo cobrar su pensión de forma ilegal un año

La Guardia Civil delante de la casa, acordonada, en la que apareció el cadáver. | // GONZALO NÚÑEZ

Era la principal hipótesis con la que trabajaban los investigadores y ahora se plasma oficialmente sobre las diligencias. El informe de Criminalística solicitado por la Guardia Civil ha servido para identificar el cadáver encontrado en una vivienda de Meira (Moaña) el pasado mes de marzo y los agentes investigan ahora a la hija del fallecido por el abandono de su padre y por un presunto fraude a la Seguridad Social. Los investigadores creen que pudo estar cobrando de manera ilegal su pensión durante un año y aún está por confirmar a cuánto ascendería esa cuantía defraudada.

La investigación se dirige desde el Juzgado número 1 de Cangas, que deberá citar en las próximas fechas a la mujer para prestar declaración. En el momento en el que sucedieron los hechos vivía junto a su entonces pareja y su padre en una vivienda en el barrio de Isamil, aunque fuentes oficiales confirman que la única investigada de momento es la mujer, vecina de Cangas.

El descubrimiento se produjo el pasado 9 de marzo. Los inquilinos residían en el inmueble en régimen de alquiler y la propietaria de la casa consiguió una orden judicial para entrar después de acumular varios meses de impagos. Fue entonces cuando se halló el cuerpo, que se encontraba en avanzado estado de descomposición.

Los análisis forenses concluyeron que la muerte sobrevino por causas naturales, pero se tardó varios meses en poder identificar al fallecido. Parece que se trataba de un hombre natural de Bueu y de 75 años. Los investigadores creen que la hija pudo abandonar el cuerpo en la vivienda para seguir cobrando mientras tanto la pensión que percibía su padre, lo que consituiría un presunto delito de abandono y fraude a la Seguridad Social.

Compartir el artículo

stats