Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Precintan un edificio en ruinas en la calle San José tras caer cascotes

Es la segunda vez en un año que avisan al propietario de la peligrosa situación | La construcción se anima en el casco vello

Casa de la calle San José acordonada por peligro.   | // GONZALO NÚÑEZ

Casa de la calle San José acordonada por peligro. | // GONZALO NÚÑEZ

Un nuevo edificio del casco vello de Cangas amenaza ruina. Efectivos del Grupo de Emergencias de Protección Civil Cangas fueron alertados ayer para que acudieran a un edificio de la calle San José, del que se habían vuelto a desprender madera de lo ya poco queda del balcón. El tejado ya hacía tiempo que había caído y aún se pueden ver trozos de uralita. Hasta el lugar también acudió la Policía Local de Cangas. Es la segunda vez que se alerta de desprendimientos en este viejo inmueble y ayer se volvió a notificar al propietario para que actúe, bien asegurando la edificación o la derribe. De no hacerlo, el propietario se expone a un expediente sancionador.

Mientras se suceden estos episodios de desprendimientos y desplome de tejados en el casco vello de Cangas, estos inmuebles son cada vez más demandados. Aunque muchos fueron rehabilitados como vivienda por sus propietarios, otros están teniendo salida como pisos o apartamentos turísticos. Es una de las formas de reformar estas viviendas que muchas veces las herencias hacían imposible su rehabilitación. Según la mayoría de los técnicos y profesionales, la dinamización del casco vello está ahora mismo el auge, dando salida al sector de la construcción.

En el barrio de O Forte continúan precintadas dos casas por parte de la Policía local de Cangas. Ambas amenazaban ruina y fue obligada la intervención del Concello de Cangas.

Compartir el artículo

stats