Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tráfico en la Autovía supera la crisis sanitaria

Tráfico en la entrada al Viaducto da Mó, ayer, en la Autovía do Morrazo. | GONZALO NÚÑEZ

Tráfico en la entrada al Viaducto da Mó, ayer, en la Autovía do Morrazo. | GONZALO NÚÑEZ

Las calles y plazas de O Morrazo estuvieron llenas de gente a lo largo del pasado mes de agosto. Ese sentimiento de que muchos turistas eligieron la zona para pasar sus vacaciones se corroboró al saber que los hoteles de la comarca y las viviendas turísticas confirmaron el despegue en el sector rozando el 100% de ocupación en agosto. Ahora, el balance de aforos de la Autovía do Morrazo viene a apuntalar esta afluencia de turistas al registrarse un tráfico superior incluso al año 2019, antes de la pandemia y ya con la Autovía de dos carriles finalizada. En concreto, el pasado mes circularon por la Autovía do Morrazo 24.119 coches diarios. La Intensidad Media Diaria (IMD) de esta carretera creció un 16% con respecto al mes central del verano en 2020, marcado por el COVID-19. Pero lo llamativo es que creció en un 8% con respecto a agosto de 2019.

En números absolutos, con respecto al año 2020, en agosto la Autovía do Morrazo fue atravesada por 3.250 coches más de media cada día. Con respecto a antes de la pandemia, este año la intensidad diaria fue superior en 1.853 vehículos cada jornada. Y es que el mes de agosto, tras un julio lluvioso, llenó las playas de la comarca. Pese a todo en julio las viviendas turísticas y los hoteles habían registrado ya ocupaciones por encima del 80% en muchas fechas de julio. La estancia mínima en los establecimientos de la comarca este verano se sitúa en tres noches por familia.

Esta afluencia de visitantes en agosto permite remontar en el uso de una nueva Autovía que durante 2020 había perdido una media de 2.000 vehículos diarios debido a la pandemia. Y es que la media de todo 2020 se quedó en 14.044 coches al día frente a los 15.924 de 2019.

El pasado año julio registró incluso más tráfico de agosto, al empeorar la situación de la pandemia a lo largo del mes vacacional por excelencia. El punto de control de aforo en el túnel de Domaio, sin embargo, registró un bajón enorme el pasado otoño, con repunte de los contagios de coronavirus. En octubre la media diaria solo fue de 15.220 vehículos cada jornada y en noviembre la caída fue todavía más acusada, hasta los 11.684.

Pero el tráfico rodado no es el único que creció en un agosto muy concurrido en O Morrazo. Y es que, como desveló FARO en los últimos días, el transporte de ría también experimentó una demanda mucho más alta que en el año anterior. De todas formas, en este transporte colectivo todavía no se registran valores similares a los de antes de la pandemia.

En concreto el transporte de ría movió en los primeros ocho meses del año un total de 546.960 usuarios, un número que supone un sensible incremento de casi un 15% en comparación con el mismo periodo de 2020, cuando habían utilizado el barco 476.806 personas para desplazarse entre Cangas o Moaña y Vigo.

En el mismo periodo de 2019, antes de la crisis sanitaria, se habían contabilizado 838.602 usuarios en los barcos de la comarca, cifras de las que este servicio está lejos todavía pese a la mejoría de la situación sanitaria y a la relajación de las restricciones.

Muy pocos extranjeros

Este incremento del tráfico y de la afluencia de visitantes, además de llenar los hoteles durante el mes de agosto, se ha visto reflejado en las oficinas de turismo, que recibieron la consulta de cerca de 8.000 personas a lo largo de todo el verano, 2.000 más que durante las vacaciones estivales del año 2020. Eso sí, la inmensa mayoría de los que eligen O Morrazo para pasar unos días de vacaciones proceden de otras zonas de España, con clásicos como Madrid, Euskadi y Castilla y León a la cabeza. En Cangas, por ejemplo, solo 7 de cada 100 personas que pasaron por la oficina de turismo proceden del extranjero y en Moaña la cifra cae hasta el 5% de los que se interesan por los eventos y puntos de interés del municipio. Francia, Italia, Portugal, Reino Unido y Alemania siguen siendo las procedencias más comunes.

Compartir el artículo

stats