Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Menduíña se une a Rodeira y también cierra por fecales

Personal de la empresa concesionaria, ayer por la mañana, retirando de la arena de Menduíña los excrementos.   | GONZALO NÚÑEZ

Personal de la empresa concesionaria, ayer por la mañana, retirando de la arena de Menduíña los excrementos. | GONZALO NÚÑEZ

La crisis de saneamiento en Cangas escribió ayer un nuevo capítulo en otra semana negra. Y es que, al cierre del baño e izado de la bandera roja decretado por el Concello en Rodeira este viernes, se sumó ayer el cierre de la playa de Menduíña. Los últimos análisis en este arenal arrojaron una calidad del agua excelente, pero el personal de limpieza encontró, a primera hora de la mañana, restos fecales en la arena, por lo que el ejecutivo local envío a Protección Civil y a la Policía Local a ordenar la bandera roja y prohibir también el baño. Personal de la empresa concesionaria del ciclo del agua, UTE Gestión Cangas, trabajó en la retirada de los excrementos de la arena.

Usuarios de Rodeira, ayer, sin poder bañarse. | GONZALO NÚÑEZ

Tanto la playa de Aldán como Rodeira estarán cerradas al menos durante todo el fin de semana y, tras el pertinente análisis de las aguas, se espera que como mucho no puedan reabrir hasta el martes.

Bandera roja en el arenal de Aldán. | GONZALO NÚÑEZ

Dos cierres de Rodeira este verano y vertidos de agua sin depurar en Vilariño, Santa Marta o Donón han levantado todas las alarmas. El principal partido de la oposición, el PP, ha definido ayer la situación como “insostenible” y acusa a la alcaldesa, Victoria Portas, y al edil Mariano Abalo de “connivencia con la empresa concesionaria, por dejar caducar hasta tres expedientes”, argumenta el portavoz del PP, José Enrique Sotelo. Así las cosas, los populares amenazan con convocar una concentración para exigir que se resuelvan los problemas de saneamiento “y para intentar salvar a Cangas de la losa que tiene en el Concello”.

La alcaldesa, Victoria Portas, quien ayer se defendió asegurando que “fue el PP el que firmó este contrato y no lo rescindieron con los primeros incumplimientos”, explica que la concesionaria “no cuenta con información de ningún fallo en el bombeo de Menduíña, pero todo apunta a que durante las lluvias del jueves se produjeron los vertidos por algún problema”. Asegura que el lunes pedirá un análisis de las aguas de esta playa.

En lo que respecta a Rodeira, las incógnitas son todavía mayores, pues la regidora explica que a día de ayer “todavía no sabemos las razones del último análisis negativo” y desveló que se había producido el día 8 de septiembre “pero recibimos 24 horas después los resultados”. Ayer, con buen tiempo y fin de semana, fueron bastantes los bañistas que se acercaron a Rodeira, pero además de lucir la bandera roja, los socorristas avisaron constantemente por medio del megáfono de que estaba prohibido bañarse. La principal hipótesis es que una obra en el saneamiento generase un vertido de fecales.

Victoria Portas explica que la proliferación de bacterias en la playa de Rodeira se detectó en la zona de la desembocadura del río Saíñas, en el final de Rodeira cerca de A Garita, a diferencia de los casos anteriores, en donde los problemas procedían del río Bouzós.

El primer cierre en Rodeira ocurrió entre los días 7 y 12 de agosto, y venía a sumar a esta playa urbana los problemas generados a comienzos de verano cuando el Concello destrozó parte de la duna para habilitar un campo de balonmano playa, generando una crisis de gobierno que acabó con la salida del PSOE de la coalición.

El PP fue ayer el partido que más mostró su alarma ante los vertidos, asegurando que llamará a movilizaciones si no se pone en marcha lo que reclama en su moción al próximo pleno y que pasa por solicitar a Augas de Galicia un estudio detallado de la situación del saneamiento de Cangas, y al gobierno local “que instruya expedientes de cada uno de los casos de vertidos y los envíe a la Fiscalía, porque entendemos que lo que está ocurriendo es un delito y el responsable directo es el Concello y su connivencia con la concesionaria”, carga Sotelo. Asegura que el problema se debe a la falta de mantenimiento de los puntos de bombeo y alega que “hace seis años dejamos un plan de sustitución de todos ellos, que nunca se inició”. Pone como ejemplo del mal funcionamiento del saneamiento “que la alcaldesa inaugurase hace meses una estación depuradora en Donón que Abalo se niega a recepcionar por parte del Concello”.

A mayores, el PP asegura que pedirá una reunión de su grupo con la directora de Augas de Galicia “para que tome medidas, ya que el Concello no soluciona el problema”.

Compartir el artículo

stats