Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las fecales obligan a cerrar Rodeira por segunda vez este verano

Efectivos de Policía y Protección Civil ordenando el izado de la bandera roja.  |  GONZALO NÚÑEZ

Efectivos de Policía y Protección Civil ordenando el izado de la bandera roja. | GONZALO NÚÑEZ

El Concello de Cangas decretó ayer, a media tarde, el cierre del baño en la playa de Rodeira, por segunda vez en lo que va de verano. Y es que la última analítica arrojó un resultado anómalo, con elevada presencia de la bacteria Escherichia coli, procedente seguramente de aguas fecales. La alcaldesa, Victoria Portas, sospecha que estos valores se deben a una obra en el saneamiento.

Los socorristas advirtieron a los usuarios de que el baño estaba prohibido. |  G.N.

Los socorristas advirtieron a los usuarios de que el baño estaba prohibido. | G.N.

A diferencia de lo ocurrido a comienzos de agosto, no aparecieron restos de excrementos en la playa, pero el análisis obligó al cierre del baño. La Policía Local, con la ayuda de Protección Civil, acudió a comunicar la decisión al equipo de socorrismo del principal arenal urbano de Cangas. Además de izar la pertinente bandera roja, los socorristas advirtieron repetidas veces desde el altavoz que estaba prohibido bañarse en Rodeira, afectando así a los usuarios en el primer día de buen tiempo tras las lluvias registradas este septiembre.

A mayores, efectivos del Seprona acudieron a la playa de Menduíña, en Aldán, este jueves, ante la presunta alerta de otro vertido.

En el caso de Rodeira, un vertido de fecales en el río Bouzós obligó al anterior cierre registrado entre el 7 y el 12 de agosto. Las aguas parecían haberse recuperado sin problemas, pues el análisis del pasado 29 de agosto dio una calidad excelente, pero lo ocurrido ayer vuelve a poner todas las miradas sobre la calidad del agua en este arenal.

Hay que recordar que, además de los dos cierres por analíticas negativas, a comienzos de verano el gobierno local había dañado una zona de dunas con una excavadora para marcar un campo de balonmano playa, ocasionando las quejas de usuarios y ecologistas y motivando una crisis de gobierno que acabó con los ediles socialistas fuera de la coalición.

Compartir el artículo

stats