Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El barco a Vigo supera la ola pandémica

Usuarios del transporte de ría en Cangas en la plataforma de acceso al pantalán.

Usuarios del transporte de ría en Cangas en la plataforma de acceso al pantalán. Gonzalo Núñez

La conexión marítima entre Cangas y Moaña con Vigo ha experimentado un repunte con respecto al año pasado, pero continúa muy lejos de los registros de antes de la pandemia. El transporte de ría movió en los primeros ocho meses del año un total de 546.960 usuarios, un número que supone un apreciable incremento de casi un 15 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2020, cuando utilizaron el barco como medio de desplazamiento 476.806 personas. Sin embargo, el volumen de tráfico ni tan siquiera se acerca a las estadísticas precovid, con la pérdida de algo más de un tercio de los pasajeros (en concreto un 35 por ciento) que se movieron en el transporte de ría entre enero y agosto de 2019, cuando se contabilizaron 838.602 usuarios en los barcos de Cangas y Moaña.

El trayecto Vigo-Cangas ha contado en estos ocho meses con 430.080 usuarios por los 369.016 de 2020 y una subida porcentual de 16,5 puntos que no acaba de compensar, no obstante, la pérdida de pasajeros con respecto a 2019. Entonces tomaron el transporte de ría 674.602 personas. La caída en dos años ha sido de algo más de un 36 por ciento. En Moaña la vuelta a la normalidad va más despacio, y han sido 116.880 los viajeros que han optado por cruzar la ría por vía marítima, un 8,4 por ciento más que en el ejercicio anterior, cuando lo hicieron 107.790. En 2019 habían sido 164.000 personas, lo que supone un descenso este año cercano al 29 por ciento.

Los pasajeros de la conexión entre Cangas y Moaña con Vigo se incrementaron en un 15 por ciento en los primeros ocho meses del año

decoration

Lo cierto es que la dinámica es positiva y apunta a una lenta aunque constante recuperación de pasajeros desde el pasado mes de marzo. Las restricciones a la movilidad –con cierres perimetrales incluidos– y a la hostelería provocaron que enero y febrero se moviesen en cifras muy discretas, con 33.186 y 30.369 pasajeros, aproximadamente un tercio de los que tomaron el barco no solo en 2020 sino también en 2019. A partir de ahí, se notó un cierto alivio en las políticas de control que se tradujo en valores más positivos en los registros.

Pasajeros entrando al barco de la línea Moaña-Vigo. Gonzalo Núñez

Así, en el tramo Vigo-Cangas en marzo hubo 53.865 usuarios por los 34.450 de 2020, mientras que en abril y en mayo fueron 49.311 y 44.249 por los 2.893 y los 10.079 del año anterior, coincidiendo con el estado de alarma y el confinamiento. La tendencia se ha mantenido al alza en verano con 60.604 usuarios en junio, 76.019 en julio y la cifra más alta del año, los 97.674 del pasado agosto. Con todo, no se ha llegado a los 112.156 marcados como tope en 2019.

La pérdida de viajeros con respecto a 2019 se sitúa en algo más de un tercio

decoration

En el barco entre Moaña y Vigo el comportamiento ha sido bastante similar. Marzo marcó un punto de inflexión con 15.729 viajeros por los 8.949 de un año antes, y abril lo confirmó con 14.258 por los 1.038 de 2020. En mayo fueron 13.284 por los 3.354 del mismo mes de un año antes, y ha habido que esperar a la temporada estival para que los registros se hayan impulsado. En junio utilizaron la línea de transporte de ría 16.686 personas por las 11.653 del ejercicio previo, y estuvo a punto de alcanzar datos prepandemia, ya que en 2019 los usuarios fueron tan solo 37 más. En julio y agosto se sobrepasó la barrera de los 20.000 billetes vendidos con 20.739 y 20.987 por los 18.568 y los 18.023 del mismo periodo de 2020.

2021 cerraría en torno a los 800.000 viajeros

De mantenerse la misma tendencia al alza en el número de pasajeros del transporte de ría entre la comarca de O Morrazo y Vigo, el año 2021 podría cerrar en torno a los 800.000 usuarios. En los últimos cuatro meses del año de 2019 las navieras que realizan la ruta Cangas-Vigo (Mar de Ons y RG) y Moaña-Vigo (Nabia) vendieron un total de 397.382 billetes, de los cuales 310.748 correspondieron a Cangas y los 86.634 restantes a Moaña. En 2020 las cifras fueron sensiblemente inferiores, con 212.098 tickets (163.186 en Cangas y 48.912 en Moaña). De seguir ese aumento del 15 por ciento en los datos registrados el pasado ejercicio se esperarían unos 244.000 pasajeros de septiembre a diciembre en ambos puertos.

Con todo, lo normal es que el número pueda incrementarse en algo más, aprovechando el tirón del mes de septiembre –si bien la meteorología no está acompañando en exceso–, pero también noviembre y diciembre, donde en 2020 no se llegó a los 30.000 usuarios en Cangas y a los 11.000 en Moaña en cada uno. Los billetes entre O Morrazo y Vigo tienen un coste único de 2,25 euros, que queda reducido a solo 1,34 euros con la tarjeta metropolitana.

Compartir el artículo

stats