Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Valoran que la hostelería de Ons instale bidones de grasas más adecuados al volumen de comidas

Medio Ambiente confirma que Parques realizó una valoración económica ELa consellería insiste en que los vertidos de impropios son los causantes del colapso del saneamiento

Bidones de un local de hostelería de Ons que se llenan con las grasas de las comidas y recoge un gestor. | // FDV

La Consellería de Medio Ambiente insiste en que la causa del mal funcionamiento del saneamiento en la isla de Ons está “en el depósito notable de residuos inapropiados, a través de la red de alcantarillado”. En este sentido se pretende implicar a la hostelería en su solución, como también desde la consellería que dirige Ángeles Vázquez se insiste en que es necesario que se implique el Concello de Bueu, que por el contrario, asegura que la solución a la depuradora de Ons es única y exclusivamente competencia de la Xunta como titular de este archipiélago que forma parte del Parque nacional das Illas Atlánticas.

La Consellería de Medio Ambiente aseguraba ayer, en respuesta al segundo episodio de vertidos de fecales en la isla, el sábado pasado cuando se colapsó el bombeo más próximo al muelle que dirige los residuos de la zona de Curro, en donde están los tres locales de hostelería, hacia la depuradora, que el personal de Parques Nacionales estuvo realizando una valoración económica de una posible solución, que pasa porque los negocios instalen depósitos más adecuados al volumen de comida que prestan en días de tanta afluencia. Tendrían capacidad para recoger los impropios y las grasas. “En todo caso es necesario que el Concello se implique”, insisten desde Medio Ambiente.

Vuelve a destacar que en la isla hay dos depuradoras en servicio: una del Concello de Bueu, construida por la Diputación de Pontevedra en su día; y otra ejecutada por la Xunta. Alude nuevamente a que la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora das Bases de Réxime Local, en su capítulo III del título II establece que las competencias relacionadas con la depuración de aguas residuales son, por ley, municipales. En este sentido tiene claro que Ons “no es una excepción”, pues la isla pertenece a Bueu, por lo que debe ser el Concello el que asuma el mantenimiento y las posibles mejoras.

Recuerda que ante la “pasividad” del gobierno local “a la hora de resolver un problema que le compete directamente”, la Xunta lleva años asumiendo un trabajo que se niega a realizar la administración local, así como de otros servicios básicos para los vecinos y visitantes como son la recogida de la basura o el refuerzo de la instalación eléctrica para evitar problemas en las épocas de más demanda. Concluye que los problemas surgidos en los últimos años se fueron resolviendo porque el Gobierno gallego, a través de Parques Nacionales, moviliza fondos propios y asume la labor.

Actuaciones llevadas a cabo

Vuelve a recordar las actuaciones llevadas a cabo en 2020-21 como el tratamiento físico-químico a mayores del biológico, extracción de fangos en seco con sacos filtrantes, floculizador automático, nuevos sistemas de discos de aireación, nuevos filtros, decantadores y dos bombas nuevas. También se contrató la colocación de un emisario nuevo, actualmente en ejecución; y se compró otra bomba de triturado para la depuradora, de repuesto y emergencias. Todos los días, añade, el personal de Parques Nacionales limpia las arquetas y controlan los niveles de funcionamiento de la depuradora.

La isla llenó su cupo de visitantes en 19 días de agosto

La isla de Ons ha registrado en agosto un total de 19 días con el cupo completo de visitantes, es decir 2.100 personas diarias, entre los 1.300 de visitantes y los 800 para los vecinos con casa en el archipiélago. Hubo cinco días consecutivos con el cupo completo del 16 al 21 y tras un día de tregua, el 22 con solo dos plazas libres, volvió a estar con el cupo completo del 23 al 27, coincidiendo con las fiestas patronales. Fue en estos días cuando se produjo el primer episodio conocido de vertidos en la depuradora por el colapso de la red que la Xunta atribuyó a vertidos inapropiados a la alcantarilla, como aceites del pulpo, que es el plato estrellaen la isla; y productos de higiene personal. La afluencia en los restantes días de agosto también fue muy alta. Solo el día 1 había 197 plazas libres, según el registro de Parques Nacionales. Después hubo días intercalados de uno, dos , tres, siete y hasta diez plazas libres, pero prácticamente el cupo se completó en agosto. Los dos últimos días de agosto ya se empezó a notar un descenso con 25 y 656 plazas libres. Arrancó septiembre con 1.091 plazas libres, aunque el fin de semana del 4 volvieron los visitantes con 172 plazas libres el sábado. Ese día fue cuando se produjo el segundo episodio de vertidos al reventar el bombeo junto al muelle que conduce los vertidos de los bares a la depuradora y que salieron al mar.

Compartir el artículo

stats