Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bombeo de la depuradora de Ons vuelve a reventar

La zona del bombeo en la isla de Ons en donde el sábado se produjo el vertido, y que fue precintada. | // FDV

El saneamiento de Ons vivió este fin de semana un nuevo episodio de vertidos en la isla, que forma parte del Parque Nacional das Illas Atlánticas, y cuya solución es una asignatura pendiente de la Consellería de Medio Ambiente, al margen de la polémica con el Concello de Bueu sobre la titularidad del archipiélago y si es o no competente en el mantenimiento del servicio. El episodio de vertidos se detectó el sábado en el bombeo más cercano al muelle de Ons. La red de saneamiento reventó, se supone que por un nuevo colapso, y todas las aguas fecales empezaron a salir por el sumidero, pendiente abajo y directamente al mar generando muy malos olores y que los visitantes se llevaran esta mala imagen de un Parque Nacional en donde se supone que este tipo de episodios no deberían de ocurrir o por lo menos, no repetidos en solo quince días, como ha sucedido.

El pasado 22 de agosto, coincidiendo con las fiestas de San Xaquín que llenaron la isla con el cupo máximo de 2.100 personas, entre los 1.300 de visitantes y el de 800 de los vecinos con casas en el archipiélago, al margen de los 400 del camping, la depuradora de Curro se colapsó y las aguas fecales vertieron durante horas, camino abajo hacia el mar. La Consellería de Medio Ambiente lo atribuyó a un taponamiento puntual de la red por vertidos inadecuados al alcantarillado y aseguraba que el problema se resolvió ese mismo fin de semana. Pero se ve que algo falla en la red de saneamiento cuando a los 15 días, vuelve a aliviar, en esta ocasión en el bombeo más próximo al muelle. Parques Nacionales precintó la zona para que los visitantes no pisaran las aguas fecales.

En rosa, la zona del emisario de la depuradora que se amplió estos días hacia el mar.

La isla tampoco acogió este pasado fin de semana una aglomeración de personas, como en agosto y de hecho, el mismo sábado no se había llenado el cupo de visitantes, quedando 172 plazas libres. El problema habrá que buscarlo en la situación de la red y la capacidad de una depuradora que se instaló hace años para 250 personas. Medio Ambiente, que acometió estos días una ampliación del emisario de la depuradora hacia el mar, atribuía esos vertidos inadecuados a los aceites del pulpo que tanto se sirve en los tres establecimientos de hostelería de la isla, en la zona poblada de Curro, que está conectada al saneamiento, como también a productos de higiene personal que se arrojan por los inodoros. Aseguraba que los propios restaurantes tienen unos recipientes para el vertido de esos aceites que no pueden ir directamente a la alcantarilla y que recoge un gestor autorizado.

En el anterior episodio, la consellería recordaba que el saneamiento es una competencia municipal, en este caso del Concello de Bueu, pero que pese a ello y ante la “pasividad” municipal, la Xunta llevaba años encargándose del trabajo que “se niega a asumir la administración local”.

El alcalde de Bueu, Félix Juncal (BNG), asegura sobre el nuevo episodio de vertidos de este sábado pasado, que “es algo de lo que tiene que dar cuenta la Xunta”. insiste en que el Concello no tiene control ni gestión de la depuradora que está dentro de un espacio que es competencia plena de la Xunta de Galicia, ya que Ons es un bien de dominio público, “lo mismo que si dentro del puerto de Bueu hay un problema de vertidos, es de Portos de Galicia, no del Concello”.

Juncal tiene claro que a este problema hay que buscarle solución, pero tiene que hacerlo la Xunta: “Cuando hay un problema de vertido en la península, Augas de Galicia sanciona a los Concellos. En este sentido, espero que la Xunta se sancione así misma”.

Se pregunta el alcalde si el saneamiento fuera competencia del Concello “¿no lo tendría derivado la Xunta desde hace años? Ellos fueron quienes promovieron esta instalación y la pusieron en funcionamiento y nunca se pusieron en contacto con el Concello para que lo asumiera”.

“Que reconozcan la propiedad de las casas”

Entiende que si la Xunta nunca transfirió el saneamiento al Concello es porque “sabe que no es nuestra competencia. ¡Para eso que nos transfieran la isla; que pase al Concello y nos hacemos cargo de la gestión de toda ella!”. Juncal reconoce que la Xunta declaró la totalidad de la isla, incluidas las casas de los vecinos, de su propieda,“por lo tanto, todo lo que pasa dentro de una propiedad, es responsabilidad del propietario”. Aclara que la administración autonómica actúa en la isla sin tener en cuenta al Concello “porque considera que es bien demanial”, pero tiene que ser “para todo y no echar balones fuera entendiendo que también hay responsabilidades compartidas con el Concello. ¡Solo faltaría!”, exclama el regidor.

Juncal se muestra muy contrariado con la actitud de Medio Ambiente respecto a la depuradora de Ons y que reproche “la pasividad” del Concello. Recuerda que en los últimos años, la Xunta estuvo dando a los Concellos los servicios que daba problemas, vía decretos y leyes autonómicas, “de muy dudosa legalidad”, como servicios sociales, centros de salud, red de escuelas infantiles... y que en este sentido eran muy implacables, “por lo que si tuvieran tan clara la competencia del Concello, actuarían”. Se remite Juncal a cuando los vecinos de Melide acudieron al Concello a reclamar el saneamiento porque la respuesta de la consellería fue que era competencia municipal y desde el Concello se les mostró el informe del Valedor conforme era competencia de la Xunta y su respuesta de que iban a habilitar ayudas para que todas las casas contarán con servicio básico “en un reconocimiento explícito de su competencia”. El alcalde insiste en que si la Xunta no quiere gestionar la isla, “que reconozcan el derecho de propiedad de las casas de Ons y nosotros asumimos la gestión”.

Compartir el artículo

stats