Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un grupo de arquitectos y despachos profesionales de Cangas claman ante los partidos por un Plan Xeral

Vista área de Cangas | // FDV

Un grupo de 19 arquitectos y despachos profesionales del Concello de Cangas pide a todos los partidos de la corporación municipal que en vez de lamentarse y echar las culpas unos a otros se convoque de forma urgente al Consello de Urbanismo para impulsar desde este organismo el desarrollo y aprobación del Plan Xeral de Cangas, tan importante para “nuestro municipio”. Este colectivo plantea la necesidad de crear y nombrar un representante, figura de consenso, que actúe de coordinación del PXOM, que lo separe del debate político e impulse su aprobación, “fomentando el debate de idea, proponiendo reuniones sectoriales, canalizando las demandas de los diferentes colectivos y elaborando propuestas d consenso que dibujen un Plan Xeral que puedan aprobar todos los partidos políticos independientemente de quién gobierne”.

Desde este grupo de arquitectos y despachos de Urbanismo se recuerda que el Concello de Cangas, a lo largo de los años, ha empleado a varios equipos redactores en la elaboración del documento: Arteplán, Consultora Galega y Monsa. También se menciona que se han malgastado, cerca de un millón de euros en pagos a equipos redactores, de avances que quedaron en los cajones, de indemnizaciones de equipos, colaboradores y asesores, sin que ningún partido tuviera “la valentía y decencia” de justificar este despilfarro y rendir cuentas a los vecinos”.

El borrador del PXOM fue el único documento que entregó Monsa en casi seis años de trabajo. G. N.

Se aseguran que se han perdido irremediablemente unos años sin apenas presión urbanística, tras la crisis del ladrillo de 2008, que habría permitido redactar un documento sin presiones y de futuro. Ahora afrontamos los problema de un nuevo periodo post-COVID-19 con una presión urbanística en aumento y sin haber hecho los deberes para poder resolver los nuevos retos de esta etapa. Los técnicos señala que la mayoría de los problemas a los que se enfrenta el gobierno local en su día a día estaría resueltos en ese documento. “El no afrontar su redacción supone una irresponsabilidad ya que cada año de retraso en la redacción del documento multiplica los costes de las posibles soluciones que tendremos que tomar en el futuro. Las consecuencias de esta pasividad ya son visibles en el presente: problemas de tráfico, falta de suelo para nuevos equipamientos, gentrificación, falta de espacios libres de calidad, falta de aparcamiento, núcleos rurales sobredimensionados con viales tercermundistas y sin equipamientos”.

También se recuerda que Cangas lleva 25 años intentando aprobar un Plan Xeral y que tanto Bueu como Moaña, que empezaron más tarde, ya lo tienen aprobado, mientras que en Cangas está en proceso de avance. “Hemos tenido diferentes gobiernos locales, de todos los colores posibles, que han asumido su dirección sin que ninguno elaborara un documento que pudiera ser aprobado para ponerlo a disposición de los ciudadanos.

Los arquitectos y despachos profesionales destacan que la planificación urbana es la herramienta más importante de la que dispone la administración local para ordenar el futuro del municipio y mejorar la vida de los vecinos. “El entorno en el que vivimos, con toda su problemática es la consecuencia de nuestros actos. Todo, políticos, vecinos y técnicos somos responsables en mayor o menor medida de la situación actual. Un nuevo PXOM es posible pero, además, a estas alturas, es ya imprescindible y necesario.

El documento está firmado por Rafael Oliveira, Javier Rial Lemos, Ángel Rodal Antepazo, Marta M. Barreiro Fandiño, María Teresa Iglesias, Juan Fernández Martínez, David Villar Freire, Griselda Hernández Nores, Diego Germade Castelo, Olaia Soage Alonso, José Carlos Coya Piñeiro, Roi Abal Alves, Mario Estévez, Rafel García Barreiro, Arturo Lagoa Núñez, Fernando Baliño Pizcueta, Martín Barreiro Cruz, Manuel Iglesias Rodal y Rodrigo Fontán González.

Un plan que se estaca en los periodos electorales

El Plan Xeral de Cangas se encuentra ahora mismo el fase de borrador. Fue la única que se hizo pública para que los vecinos pudieran presentar alegaciones. El PXOM está parado desde poco antes de las elecciones municipales. De nuevo, los comicios son un freno, en vez de suponer un acelerador para aprobar el Plan Xeral. El PP tuvo mayoría suficiente para aprobarlo y también lo frenó ante las eleciones de 2015. La empresa Monsa se enfrentaba no hace mucho a lo que pretendía el concejal de Urbanismo del pasado mandato, Mariano Abalo, y lo que quería el que lo era hasta hace unos meses, Eugenio González, que fue cesado de su cargo por la alcaldesa. Los socialistas querían deshacerse de las Áreas de Actuación Integral por las que apostó Abalo y que suponen el impedimento de construir con licencia directa. De esa misma opinión también era el PP. Se pidió, al respecto, un informe a la empresa redactora del que nada se sabe. El gobierno es consciente que con cuatro concejales no puede abordar un asunto que requiere el apoyo de todos los grupos.

Compartir el artículo

stats