Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta acelera la senda Trasouto-A Portela para acabar en octubre

Operarios trabajando en la futura senda Trasouto-A Portela. | // RAFA VÁZQUEZ

La construcción de la senda peatonal entre Trasouto y A Portela, en Bueu, acelera su velocidad con la idea de que pueda estar lista y entrar en funcionamiento a lo largo del mes de octubre. Esa es al menos la previsión que maneja la Consellería de Infraestructuras de la Xunta de Galicia, promotora de una actuación presupuestada en 520.800 euros y adjudicada a la empresa Marconsa. De este modo se reduciría de modo considerable el plazo de ejecución de nueve meses fijado en el contrato, ya que la obra comenzó el pasado mes de junio.

El ritmo de los trabajos es constante y por el momento se ha completado al 90 por ciento la canalización del drenaje, además de tener más de un 50 por ciento de la longitud del bordillo colocada. Los operarios actúan en los últimos días en la ejecución de un muro en un punto del trazado en donde ha sido necesario ampliar la superficie de la plataforma de la carretera, a fin de dejar espacio para la senda.

Esta misma semana está previsto acometer el hormigonado del pavimento de la senda, lo que comenzaría a dar forma final al proyecto autonómico. Durante las últimas semanas las actuaciones a lo largo de la PO-551 han obligado a realizar restricciones en la circulación, con la instalación de semáforos para desviar el tráfico por un solo carril en alguno de los puntos del futuro trazado.

El drenaje está casi finalizado y la empresa hormigona el firme esta misma semana

decoration

La nueva senda peatonal que unirá Trasouto con A Portela es una iniciativa orientada a incrementar la seguridad vial en la PO-551 y facilitar la movilidad de los peatones en una zona que carecía de espacio para ellos. El proyecto consiste en la construcción de una vía peatonal con una ligera elevación de tres centímetros sobre la calzada, de la que estaría separada también por elementos de hormigón.

La superficie de la senda será de hormigón coloreado y la anchura contará con 1,8 metros en la mayor parte de los casi dos kilómetros de recorrido, si bien en aquellas zonas donde no es posible disponer de esa anchura, se reduciría a los 1,5 metros. Aquí la senda se delimitaría sobre el arcén y el material elegido para pavimentar sería el conocido como slurry.

La actuación está comprendida entre los puntos kilométricos 12+720 y 14+440 y partiría desde las aceras de Trasouto a fin de darle continuidad a las mismas, después de que se hubiese modificado la idea inicial de la obra ampliándola en unos 150 metros. Para completar las actuaciones se incluye el acondicionamiento de una parada de autobús en el punto kilométrico 14+150. Para llevar a cabo el proyecto fue necesaria la expropiación de 327 metros cuadrados de siete fincas colindantes.

Compartir el artículo

stats