Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tres años y perdido por Bueu

El menor apareció entre los coches cerca del parque infantil. | SANTOS ÁLVAREZ

Un niño de tres años se perdió durante buena parte de la mañana del viernes cuando participaba en los campamentos de verano que organiza el Concello, denominados “Concilia Bueu”. Todo comenzó cuando el padre del pequeño, que lo había llevado al campamento con un amigo, acudió a recogerlo en el pabellón municipal de Bueu. “La monitora le dijo entonces que nuestro hijo no había acudido al campamento ese día. Mi marido se empezó a poner muy nervioso y los monitores, que buscaron por todo el pabellón a mi hijo, decían que era imposible que se perdiese”. Estas palabras, de la madre del pequeño, desvelan la “angustia” que vivieron.

Eran las 13.45 cuando el padre acudió a recoger al pequeño, tras haberlo dejado a las 9.30 horas. “Sobre las 14.15 horas alguien comentó que habían dado aviso a la Policía Local de un niño que estaba solo en el entorno del parque de As Lagoas. Y salimos corriendo. Por suerte era nuestro hijo y se encontraba bien físicamente”, apunta la madre.

La heroína de la historia fue una mujer que, tras ver al pequeño despistado durante bastante tiempo en el aparcamiento en superficie ubicado cerca de este parque infantil, se decidió a dar aviso a la Policía. Nadie sabe a ciencia cierta cuánto tiempo estuvo perdido el pequeño aunque desde los organizadores del campamento entienden que se despistó del grupo cuando subían desde la playa de A Banda do Río, a donde habían bajado a realizar actividades. “Subieron de dos en dos. Era el grupo de los más pequeños, formado por unos 14 niños y vigilados por dos monitoras”, explican.

El agobio vivido afectó con fuerza a las monitoras, pues “una de ellas estaba hoy –por ayer– con una crisis nerviosa”, indican los responsables del campamento.

La familia, que estudia ahora si presentará una denuncia, asegura que su pequeño “apenas durmió esa noche y estuvo descompuesto con el susto”. De todas formas, los padres aseguran no querer perjudicar a los organizadores del campamento “pero evitar que esto vuelva a suceder, porque pudo pasar algo muy grave. No entendemos cómo los sacan por el pueblo sin llevar todos una misma camiseta o algún distintivo de los campamentos”, concluyen.

Compartir el artículo

stats