La CIG do Morrazo cargó ayer contra el informe del Sergas sobre la media de servicios de la ambulancia de Cangas, en el que asegura que no aumentó en el 2021 y que el incremento de población en verano no es proporcional al de la actividad de servicio. El sindicato, por contra, denuncia que la Fundación Pública del 061 “oculta de forma deliberada los tiempos de espera en los que una persona aguarda por la prestación de asistencia urgente por parte de su personal sanitario”.

En este sentido, la central sindical denuncia que se consideren “aceptables” los tiempos medios de espera, “pues cuando existe una demanda de asistencia solo se cuenta el tiempo que tarda en llegar la ambulancia desde que es activada, pero en ningún caso el tiempo que se tarda en esperar a que el recurso esté disponible”. Asegura, la CIG, que en O Morrazo “es habitual que una persona tenga que esperar más de dos horas a que haya una ambulancia disponible, pero que solo se computen los 25 minutos que tarda en llegar desde el hospital de Vigo en cuanto queda libre”.

Añade que el informe remitido al Concello solo hace referencia al escaso aumento de actividad de las ambulancias del 061 con base en Cangas y Moaña, pero este omitiría que el motivo real de esto es que “no pueden hacer más servicios de los que realizan en determinadas franjas horarias, teniendo que echar mano de ambulancias que vienen de Vigo, Bueu o Redondela”. Aseguran los representantes sindicales de los técnicos, que “no se pueden atender más emergencias de las que cubrimos durante el día, porque estamos constantemente ocupados” y alegan que a veces la gente se tiene que trasladar por su cuenta “o incluso ser llevada por la policía o por Protección Civil”.

Lamentan también que el informe no tenga en cuenta las veces que, por falta de ambulancias, los médicos del PAC y del centro de salud se tienen que trasladar en taxi para atender alguna urgencia”.