Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Velloso inunda Cangas de color

Raúl Velloso, delante de los cuadros expuestos en la galería de la calle Real nº1.   | // C.G.

Raúl Velloso, delante de los cuadros expuestos en la galería de la calle Real nº1. | // C.G.

Los colores vivos y las formas curvilíneas distinguen por todo el mundo los cuadros de Raúl Velloso. El pintor cangués, que hoy cumple 56 años, lleva 24 con un pincel en la mano. Tras pasar el año recorriendo ciudades de países como Alemania o Francia, Velloso regresa a Cangas para exponer cuarenta cuadros realizados en los dos últimos años.

Las pinturas de la exposición transportan a los visitantes a un paseo por la arquitectura gallega, con espacio también para Cangas. En algunos de los cuadros se observan la Capela de San Roque, la fábrica de Massó, A Casa dos Nores o los característicos faros de Cabo Home. También se representa un paisaje de una vista aérea de la comarca. Velloso admite que su compromiso con estos elementos lo ha llevado a hacerse con el apodo de “el pintor de los edificios vivientes”. Precisamente, este año ha sido nombrado como pintor del Xacobeo 21-22, con una representación de la Catedral de Santiago que se puede admirar en la galería canguesa.

La exposición se completa con retratos de diferentes personajes. Algunos relacionados también con Cangas, como una mujer inspirada en una fotografía de una viuda de un marinero local.

Raúl Velloso delante de los cuadros de A Capela de San Roque y de la fábrica de Massó. C.G.

“Influencias ninguna”, responde Velloso cuando le preguntan por sus comienzos. Cuenta que empezar a pintar sin ninguna referencia previa, le ha servido para crear “una obra llena de inocencia”. De este modo, pretende reproducir en sus cuadros las impresiones primarias de un niño, dotándolos de líneas curvilíneas desde una sola óptica.

Las muestras estivales del pintor ya llevan catorce años recorriendo toda la comarca. En los inicios exponía en la sala Amalia Domínguez Búa de Bueu, pero desde hace cuatro años, Velloso se asienta en un local en la calle Real nº 1 de Cangas. Lo que no ha variado es su objetivo, persiguiendo poner en valor la cultura general a través del arte.

La exposición se podrá visitar todo el mes con un horario de 11.30 a 13.30 por las mañanas, y de 19.30 a 22.00 horas por las tardes. Al finalizar agosto, Velloso y sus cuadros partirán hacia la ciudad francesa de Montpellier, con la mirada puesta en regresar el próximo verano.

Compartir el artículo

stats