Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ya reluce El Peto das Ánimas

La restauración de este BIC finalizó ayer con la colocación del panel informativo

El Peto das Ánimas de A Madalena.   | //

El Peto das Ánimas de A Madalena. | // G.N.

Mientras ayer por la tarde aún se realizaban pequeñas tareas de limpieza en el cruceiro del peto de ánimas de A Madalena, oficialmente se daba por concluida la reforma de este Bien de Interés Cultural de Cangas. Patrimonio autorizó en mayo los trabajos de reparación, una labor minuciosa que se llevó a cabo bajo la supervisión del arqueólogo Benito Vilas. En este pequeño acto estuvo presente la concejala de Cultura, Aurora Prieto, que siguió muy de cerca los trabajos, y en el mismo se colocó un panel explicativo del peto de ánimas y también se tradujo la inscripción que estaba al pie del cruceiro, que estaba completamente cubierto de capas de suciedad debido a la polución. “Tu que pasas mírame/todo cubierto de llagas/mal hijo que mal me pagas/ la sangre que derrame/más espera y te diré/pues que tanto padecí/ si lo más hice por tí/ que fue morir por salvarte/ si tu me mueves a mi/ ¿cómo no he de perdonarte/.

El arqueólogo Benito Vilas y la concejala Aurora Prieto, ante el panel informativo Gonzalo Núñez

En los trabajos se optó por no sacar toda la policromía del peto y dejarlo en piedra. Se prefirió limpiar esa cuatro capas de pintura, de esa que se utiliza para pintar los barcos, con la que se adornaron las figuras que aparecen en él. Benito Vilas comenta que una de las imágenes representadas puede ser el Arcángel San Gabriel, pero al que le falta la espada, que debió de romper en algún momento. Cuando la obra ya se había iniciado, y ante la insistencia de muchos creyentes de poner velas, se solicitó autorización a Patrimonio para colocar dos pequeños altares, uno a cada lado, para que se pudieran poner los cirios y las velas, para que no afectaran más a las imágenes policromadas. Se trata de un cruceiro policromado, situado al lado de la carretera Destacan su por su base la señalada inscripción que se recuperó dedicada a las Benditas Ánimas del Purgatorio. Su capitel está formado por querubines. Los trabajos pusieron al descubierto la hermosa columna de piedra del cruceiro así como el Cristo, que aunque parezca de madera no lo es. Como apunta Benito Vilas, es de piedra y donde se muestra la mano del maestro Cerviño.

Compartir el artículo

stats