La Policía Local de Moaña acompañó en la tarde del sábado a un coche que trasladaba al servicio de urgencias del centro de salud de Cangas a una mujer que se había desmayado. La patrulla recibió un aviso del conductor, que comunicaba que su pareja tenía problemas de corazón y acababa de sufrir un desvanecimiento, por lo que decidió trasladarla de inmediato al centro de salud. Desde el inicio de la pandemia el servicio de urgencias de Moaña y Cangas está centralizado en el Punto de Atención Continuada (PAC) del municipio cangués.

La patrulla policial se encontró con el conductor a la altura de la rotonda del Portal do Almacén y desde ese momento le fue abriendo paso hasta llegar a Cangas. La policía moañesa informó a sus compañeros de Cangas de este dispositivo. A la puerta del centro de salud ya había personal médico esperando para atender a la mujer.

Más tarde, el hombre se puso en contacto con la Policía de Moaña para informar de que ya estaban de regreso a casa.