Moaña afirma que el torneo en A Xunqueira tenía permiso y tacha de “inciertas” las críticas

La alcaldesa dice que los trabajos no tocaron a la duna y que no se usó maquinaria pesada

El gobierno local de Moaña califica de “graves” e “inciertas” las acusaciones de daños en la duna de la playa de A Xunqueira, realizadas por la asociación ecologista Luita Verde. Descartan el uso de maquinaria pesada para la celebración del campeonato de balonmano, trasladado tras la polémica de Rodeira, y aseguran que las actuaciones fueron respetuosas con el entorno dunar.

La regidora, Leticia Santos, aclara que en ningún momento se invadió la zona de la duna, delimitada con un vallado de madera. “Se pasó el limpiaplayas, pero nunca en el sector dunar. Es una acción autorizada y habitual, que se hace en verano para cribar la arena de la playa, eliminado plásticos y otros restos”, explica.

Ante las quejas por la instalación de tuberías de agua y un cuadro eléctrico, la alcaldesa afirma que en ningún momento se excavó en la arena de la duna, sino que fueron actuaciones superficiales. “Se colocó un cuadro eléctrico provisional, pero en la valla que delimita la zona. La tubería, en realidad una manguera, se pasó por encima, nunca excavando”, explica Santos.

Ante el escrito presentado por Luita Verde a Costas, el gobierno local aclara que el campeonato fue debidamente autorizado por esa misma entidad. “Teníamos permiso para el primer fin de semana pero, ante el traslado por el problema en Rodeira, se comunicó a Costas y se prorrogó la autorización para que se pudiera celebrar en A Xunqueira”, explica. La regidora también se mostró sorprendida al haberse enterado de las reclamaciones de la asociación por la prensa, sin que le constara una comunicación previa.

Leticia Santos recalca el compromiso del gobierno con el mantenimiento de los ecosistemas, siendo uno de los primeros municipios que luce la Bandeira Verde de Galicia. “Somos los primeros interesados en conservar el ecosistema”, sentencia.