Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Argálica se compromete.

Argálica se compromete.

Argálica se compromete.

En estos tiempos de pandemia en algún ayuntamiento de O Morazode cuyo lugar vuelvo a olvidar, se imponen los mensajes vía ordenador para contactar los gobernantes con los trabajadores, en vez de acercarse, tener una relación más cercana. Hay malestar entre el funcionariado, que recela cuando ve que todo tiene que ser a través de estos métodos. Sospecha de que algo puede estar cociéndose en su contra. Todo por escrito es para recelar.

El fútbol a pie se impone en los campos del keniata, con gente cada vez más joven. Parecía para gente ya veterana, ya entrada en carnes y en fatiga, pero esa peculiar forma de disputar el balón como si fuera un atleta de marcha atrae. Tal vez tenga algo que ver esos movimientos de cadera tan desequilibrantes.

Ya sé que quieren saber qué pasa con el gobierno de Cangas. Pues todo está “parado”. Hay movimientos alrededor, pero el milagro de que se multiplique como los panes y los peces está harto complicado. Pero siempre queda la posibilidad de que se cumpla el de P. Tinto.

La organización de la esta feria de artesanía en Cangas tuvo la buena idea de actualizar los nombres de las mujeres víctimas de violencia machista. En las lápidas de la Alameda Vella no figuraban las de los años 2020 y 2021, así que con la autorización de la Asociación Púrpura se actualizó. Fueron 76 nombres, que es decir mucho y escritos por dos niñas.

Compartir el artículo

stats