Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La comarca supera los 60 contagios y un local cierra en Ons por precaución al detectar dos positivos

Vecinos haciendo cola ayer en la entrada del centro de salud de Bueu. Gonzalo Núñez

La quinta ola del coronavirus se deja sentir cada vez de manera más evidente en la comarca de O Morrazo. El número de contagios no para de crecer y en estos momentos los positivos superan los 60. Hay 20 en Bueu, 24 en Cangas y entre 17 y 18 en Moaña. Una cifra que continuará aumentando porque en esos datos no figuran al menos tres positivos más detectados ayer en Bueu a través de test de antígenos. La situación en este municipio empieza a ser preocupante, tal como reconocen desde el centro de salud, y la incidencia ya se sitúa en el umbral de los 200 casos por cada 100.000 habitantes. Entre los afectados hay un local en la isla de Ons, donde dos empleados han dado positivo. Sus responsables decidieron cerrar ayer el establecimiento “por seguridad y precaución” y someter a toda la plantilla a pruebas.

El comité clínico que asesora a la Xunta de Galicia se reunirá esta tarde y algunas de las fuentes consultadas en Bueu reconocen que “no sería extraño” que se adoptase algún tipo de restricción, aunque también dudan de su posible eficacia. La buena noticia es que ninguno de los contagios detectados en el municipio está ingresado y todos presentan síntomas leves o directamente son asintomáticos. “El caso del local de Ons es el único que de momento podemos considerar como un brote”, señalan.

El exterior del centro de salud de Cangas, ayer. Gonzalo Núñez

Desde el centro de salud no ocultan su preocupación por el crecimiento del COVID durante la última semana. “El lunes pasado teníamos solo siete casos y hoy [por ayer] ya estamos por encima de 20. El sábado se confirmaron tres contagios, el domingo otros tres y hoy [por ayer] otros tres. Son muchos para una población como la de Bueu”, aseguran los médicos. La situación en el municipio bueués también podría tener repercusiones en el ayuntamiento vecino de Marín, que ayer tenía un total de 54 positivos, de los que 30 se diagnosticaron en la última semana.

Las razones de este aumento en este momento aún no están claras, pero todo apunta en dos direcciones. Por un lado la temporada estival, que arrancó con un levantamiento generalizado de las restricciones. Y, por el otro, que muchas personas han bajado la guardia después de muchos meses de tensión. A ello se une que en estos momentos el índice de letalidad del virus es muy bajo, lo que contribuye a relajar aún más las medidas de autoprotección.

En Cangas son ya 24 los contagios activos que marca el mapa del Sergas. La escalada de casos se aprecia en el hecho de que 17 de ellos se han contagiado a lo largo de la última semana. En el mes de junio Cangas llegó a quedarse libre del virus, aguantando unos días sin ningún vecino infectado. La incidencia acumulada en Cangas está ya en 90 positivos por cada 100.000 habitantes.

Vecinos de Moaña, ayer en el exterior del centro de salud. Gonzalo Núñez

En Moaña las cosas no van mejor. Esta villa llegó, antes de la quinta ola, a situarse en solo tres vecinos con COVID-19. Ayer el área sanitaria de Vigo (EOXI) recogía 17 positivos, dos más desde el sábado. Por su parte el mapa del Sergas eleva la cifra a 18 casos, de los que 16 vecinos se contagiaron a lo largo de la última semana, en una escalada que hizo saltar las alarmas a las fuerzas de seguridad, quienes alertaron de la necesidad de evitar aglomeraciones en la medida de lo posible, ante un comienzo de verano en el que se suceden los eventos. La incidencia acumulada en Moaña ya está en 93 por cada 100.000 habitantes.

Las atracciones vuelven a Moaña dos años después

Las atracciones de cara a las Festas do Carme ya están instaladas en la Alameda de Moaña, dando colorido a la villa dos años después, al no poder instalarse los feriantes el año pasado debido a las restricciones impuestas por la pandemia. Este año, con las atracciones ya abiertas, las verbenas con límite de aforo arrancarán el jueves. Ayer se editó el cartel definitivo. El jueves 15 actuará la Orquesta Marbella. El aforo será de solo 300 personas cada noche en un recinto vallado, por debajo del máximo permitido por la Xunta.

Pequeños, ayer por la tarde, “estrenando” las atracciones. | // G.N. David garcía/Fran g.sas

El viernes, Día do Carme, contará con una verbena nocturna a cargo del Trío Azar. La procesión por la mañana solo será terrestre y su recorrido y aforo todavía no está determinado. Las fiestas se cerrarán el sábado 17 con la actuación de los grupos de rock Ith, The Broke y Sley&The Mencías. Las atracciones estarán operativas hasta el domingo 18.

Compartir el artículo

stats