Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un problema con el suministro de vacunas provoca largas colas en Pontevedra

Las colas, ayer en el exterior del recinto ferial de Pontevedra.   | // R.V.

Las colas, ayer en el exterior del recinto ferial de Pontevedra. | // R.V.

La jornada de vacunación en el Recinto Ferial de Pontevedra ayer por la mañana resultó un tanto desesperante. Un problema con el suministro de las vacunas provocó una espera en el inicio del proceso de una hora y media, lo que provocó tanto el cansancio como el enfado de los convocados. Eran 1.493 personas, que al no tener constancia del problema se fueron acumulando en el exterior del edificio a media que les tocaba su turno. La fila fue tan larga que rodeó todo el parking exterior y, por la acera, llegó hasta la altura de la Policía Local. Entre los afectados había numerosos vecinos de Bueu, algunos de los cuales tuvieron que marcharse sin recibir la vacuna porque tenían que incorporarse a su trabajo.

Se trataba de personas entre los 50 y los 59 años, que debían recibir la segunda dosis de Pfizer. Tuvieron que aguardar paciente y no tan pacientemente. Y es que, como ocurre en ciertas profesiones, entre los que esperaban se encontraban trabajadores que también en domingo debían personarse en sus puestos, como numerosos de la hostelería, y que lo hicieron con un importante retraso.

Una vez llegadas las dosis correctas desde Santiago, el proceso se desarrolló con normalidad y toda la rapidez que se puede aplicar a este tipo de citas, en las que el protocolo debe seguirse escrupulosamente. Por la tarde era el turno de otras 1.825 personas menores de 60 años que recibieron la segunda dosis de Astra Zeneca.

Hoy lunes están convocadas 1.410 personas mayores de 60 años a las que se les administrará la segunda dosis de Astra Zeneca, así como 700 menores de 60 por la tarde.

Compartir el artículo

stats