Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El colegio de O Hío, premiado por su ecoinnovación educativa

Logra el segundo puesto de la Fundación Endesa entre 122 trabajos de centros españoles

Una nutrida representación de la comunidad escolar, trabajando en el patio este fin de semana.   | // G.NÚÑEZ

Una nutrida representación de la comunidad escolar, trabajando en el patio este fin de semana. | // G.NÚÑEZ

El Centro de Educación Infantil e Primaria (Ceip) de O Hío celebró el fin de semana trabajando a golpe de pala y azada. Lo hizo con alumnado, padres y madres acondicionando el patio del colegio conforme a un proyecto medioambiental que le ha valido el subcampeonato en los Premios de Innovación Ecoeducativa que promueve la Fundación Endesa, en la que el centro escolar de esta parroquia canguesa tuvo que competir con otros 122 de toda España. “Es un orgullo para Cangas”, resumen los galardonados, que en la comunicación oficial de los premios, el viernes, estuvieron acompañados por las concejalas de Medio Ambiente y Ensino, las socialistas Pilar Nogueira e Ingrid Oprea.

El objetivo de estos premios es “fomentar el interés por el medioambiente de los alumnos de los centros educativos, promoviendo la responsabilidad, el compromiso y la cooperación en la preservación del entorno”. La participación crece cada año, “reflejando así el creciente interés de los alumnos por la educación medioambiental”. En la última se presentaron 122 candidaturas procedentes de centros de todo el Estado en alguna de sus tres categorías: “¿Qué es para ti la Naturaleza?”, “Mi solución creativa a un problema medioambiental” y “¿Cómo mejorarías tu entorno?”. Sus artífices han tenido que lidiar con las complicadas y excepcionales circunstancias derivadas del COVID-19, y la organización lo ha tenido en cuenta en las bases de esta 5ª edición, que valoraron especialmente el esfuerzo creativo de profesores y estudiantes para salvar esas dificultades en el desarrollo y materialización de los proyectos.

Lucha medioambiental

La comunidad escolar del Ceip de O Hío tuvo la oportunidad de celebrarlo el sábado con una jornada de trabajo en familia, avanzando en la reforma del patio escolar. En él se refleja “lo aprendido en el proyecto medioambiental sobre la importancia del agua y de las consecuencias de la contaminación, en concreto en la ría de Aldán”. Las previsiones pasan por comenzar el próximo curso “con novedades sorprendentes: una cascada de cuatro metros de altura, una piscina de chapoteo, una playa fluvial al pie de la balsa de macrófitas en la que se depura el agua de la lluvia, un canal verde de 100 metros de longitud con compuertas para retener el agua, pasadizos subterráneos, un tornillo de Arquímedes de más de tres metros de longitud y un tren que irá más rápido y lejos que el AVE. Por cierto, construido por las chicas y chicos del taller del centro Juan XXIII”, explican sus responsables. Así, el agua se convertirá en compañera de juegos en O Hío y el galardón, en un compromiso para abordar el “drama medioambiental de la ría de Aldán y la imperiosa necesidad de darle solución”.

Compartir el artículo

stats