Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sotelo arremete contra “quienes usan la sanidad pública como arma política”

El colectivo alega que el cierre del centro de salud por las tardes, que el Sergas evita, no es el único motivo de la protesta | El lema: “Na defensa da Sanidade Pública. Máis medios para Atención Primaria e ambulancia xa”

José Enrique Sotelo.   | // G.N.

José Enrique Sotelo. | // G.N.

La decisión del Servizo Galego de Saúde (Sergas) de dar “marcha atrás” en su intención de cerrar por las tardes el centro de salud de Cangas no altera los planes de la asociación A Voz da Sanidade de manifestarse esta tarde en demanda de mejoras sanitarias en el municipio. El colectivo encuentra “razones suficientes” para salir a la calle junto a los grupos políticos y sociales que lo apoyan y acusa al PP de “actuar de manera insolidaria” con los demás convocantes al desmarcarse de la movilización con el argumento de que el problema que justificó su convocatoria está “felizmente solucionado”. La alcaldesa, Victoria Portas (ACE), y las demás formaciones políticas de la Corporación canguesa mantienen la protesta, que cuenta con el aval del Consello Municipal de Saúde y partirá a las 20.30 horas de la casa consistorial y recorrerá el centro urbano hasta el entorno de la estación de autobuses, con final previsto a las 22.30. La Policía Local cortará el tráfico rodado en ese tramo y habilitará desvíos alternativos.

Imagen de una protesta anterior de A Voz da Sanidade frente al Centro de Saúde de Cangas. | // G.NÚÑEZ

El anuncio del cambio de planes del Sergas, que ha optado por mantener las consultas también en el turno de tarde, no resuelve otras carencias que A Voz da Sanidade lleva “años reclamando” y movilizándose, con escaso éxito. Exige a la Xunta “infraestructuras y dotación de recursos necesarios para que los profesionales puedan ejercer su labor en condiciones dignas y de calidad”. Además del correcto funcionamiento del centro de salud de mañana y tarde y de la mejora en la accesibilidad a sus instalaciones, entre las “razones” para salir esta tarde a la calle enumeran la recuperación del “refuerzo de Costa” para atender a los usuarios desplazados durante el verano, dotar a la comarca de O Morrazo de una tercera ambulancia o construir el centro de salud de Aldán-O Hío y un Centro de Alta Resolución (CAR) en el entorno de A Rúa “con las especialidades médicas más demandadas, servicio de radiología con TAC, laboratorio, rehabilitación y hemodiálisis”. Además, rechazan que se traslade allí el centro de salud de Cangas.

Otras mejoras que, en opinión de los representantes de A Voz da Sanidade, deben lograrse son la “normalización de las consultas presenciales”, que las autoridades sanitarias redujeron para hacer frente a la pandemia de COVID-19, la solución a las esperas en la calle, la sustitución del 100% de las bajas laborales y ausencias por vacaciones del personal médico y administrativo, la incorporación de nuevos profesionales en Atención Primaria (como logopedas, podólogos, nutricionistas o geriatras.), la recuperación de la consulta de pediatría en Aldán y de la misma especialidad en Cangas en el turno de tarde y la dotación de un segundo psiquiatra en el Servizo de Saúde Mental para O Morrazo, que se presta en Cangas y atiende también a los pacientes de Moaña. Solo una participación “masiva” en la manifestación de esta tarde “puede cambiar esta situación” de carencia que atribuyen “a las políticas de recortes llevadas a cabo por la Xunta de Galicia”, argumentan desde la asociación A Voz da Sanidade, que preside Carmen Nores.

El lema de la convocatoria avalada por el Consello Municipal de Saúde es “Na defensa da Sanidade Pública. Máis medios para Atención Primaria e ambulancia xa!” La alcaldesa, Victoria Portas, solicitó autorización a la Subdelegación del Gobierno, que cursó acuse de recibo para la manifestación “desde el Concello hasta los Xardíns de Vincenti”. Maica Larriba recuerda a la regidora la obligatoriedad de cumplir la normativa frente al COVID, mantener distancia de seguridad, utilizar mascarilla y respetar las disposiciones vigentes “en caso de utilizar megafonía u otros instrumentos que generen ruido”, así como de disponer de personal de control “para evitar daños a terceros”.

“Las declaraciones de distintos grupos políticos de Cangas demuestran una vez más quiénes apuestan por la sanidad pública y quiénes pretenden utilizarla como arma política”. No tardó ayer el portavoz municipal del Partido Popular, José Enrique Sotelo, en salir al paso de las críticas recibidas por su mediación ante el Sergas para evitar el cierre del centro de salud por las tardes, que sus rivales políticos atribuyen a la defensa de sus intereses personales, como médico en dicho centro, y con el objetivo de quedar bien frente a la ciudadanía sin aportar una solución global al problema.

“Una vez más queda claro que la profunda preocupación del Goberniño de Cangas por la sanidad pública y por esos 6.000 usuarios que tendrían que cambiar sus consultas de tarde para la mañana era pura pantomima”, arremete Sotelo, y asegura que el PP se afanó “desde el minuto uno en revertir la situación por considerarla injusta”. Las críticas le llegan de unas representantes políticas “molestas por no poder dar la buena noticia, que no por la solución del problema”, y entiende que si “no dieron un paso” por gestionar soluciones es porque “no viven en Cangas, no son de Cangas, seguro que no tienen asistencia sanitaria en Cangas, pero cobran en Cangas”, en clara alusión a la alcaldesa, Victoria Portas.

También le dedica reproches a la portavoz del BNG, Mercedes Giráldez, por vincular sus gestiones ante el Sergas con intereses personales. “Piensa el ladrón que todos son de su condición”, responde, y deja claro que sabe diferenciar su profesión de la defensa de los intereses generales. Cree que la hostilidad de sus adversarios políticos responde a una estrategia para sacar rédito, “porque quedan sin argumentos para la agitación”. El apoyo inicial de los populares a la movilización de esta tarde estaba justificado en su rechazo al cierre del centro de salud por las tardes durante el verano, que ya no se producirá. “Ese problema está felizmente solucionado, por lo que dejamos de apoyar la manifestación”, abunda, y anuncia que el Partido Popular “seguirá trabajando desde la oposición para solventar los problemas que los actuales gobernantes incrementan para hacer victimismo rancio”.

Compartir el artículo

stats