Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La amenaza de dimisión de Sotelo lleva al Sergas a consultar con los profesionales el cierre de tarde

Colas de este fin de semana en el IFEVI para la vacunación. |   // FDV

Colas de este fin de semana en el IFEVI para la vacunación. | // FDV

Mientras el Sergas afirma que hay conversaciones con los profesionales del centro de salud de Cangas para valorar las opciones de cerrar por la tarde o no las consultas de Atención Primaria, el presidente del PP de Pontevedra, Alfonso Rueda, no quiere realizar comentario sobre el ulimátum de José Enrique Sotelo, que dijo en el último pleno que si la Xunta se retractaba dimitiría de su cargo de concejal. Pero algo se ha ganado. Lo que parecía un asunto que no tenía enmienda, la actitud de José Enrique Sotelo lo convierte en algo sobre lo que se consulta y se piden opiniones. Alfonso Rueda no quiere polemizar sobre la crisis abierta por un destacado miembro del PP con una larga carrera a sus espaldas. Sotelo no puso paños calientes a sus palabras y su anuncio de renunciar a su puesto el día 15 de julio si el Sergas no cambia de opinión respecto a cerrar el centro de salud por las tardes reabre heridas. Pero en medio de la tempestad política por la medida, quien sale reforzado ahora mismo es el propio José Enrique Sotelo, que antepuso Cangas a su partido, algo que el electorado valora.

El portavoz del grupo municipal en la corporación de Cangas tampoco abundó en la disputa. Se mantiene prudentemente callado y negociando con los líderes de su partido. Se trata de una labor que tiene como objetivo convencer, convencer de que no se puede pedir terrenos al Concello de Cangas para un nuevo equipamiento sanitario cuando no se mantiene operativo el que hay, que un municipio con cerca de 27.000 habitantes que se duplica en verano no puede permitirse cerrar por las tardes la Atención Primaria, porque no haría otra cosa a colapsar las urgencia del Punto de Atención Continuada (PAC) que atiende a Cangas y Moaña.

El Jefe de Servicio del Centro de Salud de Cangas, Benigno Villoch, manifestaba ayer que la decisión última corresponde a la política, aunque recordó que médicos no hay y hablar sobre esta polémica es perder el tiempo ahora mismo. Recuerda que los profesionales tienen que coger vacaciones para poder después ofrecer una asistencia de calidad y que no es lo mismo la situación que se avecina para este verano que la del pasado. Señala que la sobrecarga de los médicos de tarde fue una auténtica locura y eso que había menos demanda de la que se espera este año y, también, menos turismo. Precisamente por el COVID-19 mucha gente no acudía a los centros de salud y no hizo turismo. “No es comparable”, dice Villoch. Desde el Concello de Cangas se sigue valorando salir a la calle a protestar para evitar el cierre del centro de salud por las tardes.

Respecto a los casos COVID-19, por primera vez desde que se computan los casos, Cangas aparece con una persona contagiada, según confirmó ayer el propio Benigno Villoch. Además, de seguir todo así a la única persona que ahora mismo hay en Cangas infectada se le dará de alta dentro de tres días. El doctor Villoch está convencido de que estos mínimos se consiguen gracias a la vacunación, que en estos momentos están en un 41% de la población en Galicia, que ayuda a frenar los contagios en reuniones familiares, que eran y son donde más se producen. “Las personas vacunadas puede contagiar la enfermedad pero su carga viral es muy baja como para que sea un gran transmisor”, apunta el doctor.

La incidencia acumulada sigue bajando en la comarca

Los datos de los contagios son en la comarca son muy positivos. La incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes es de 11 en Cangas, de 15 en Moaña y de 0 en Bueu, según los datos facilitados por el Sergas y la EOXI. Con el verano ya palpitando, los datos no hacen otra cosa que trasmitirnos tranquilidad y esperanza. En Cangas, a siete días, el número de casos se sitúa entre 1 y 9 y lo mismo a 14 días, según el Sergas. La misma fuente señala que en Moaña el día 19 de junio hubo a siete días 0 casos y a 14, entre 1 y 9, mientras que la EOXI lo dejaba en 7. En Bueu, el día 19 la cifra de contagios a siete días era de 0 y de 1 a 9 en 14 días, con solo dos casos según la EOXI. No hay datos del día 20. Los casos registrados del día 21 en Cangas son de 1a 9 a siete días y según la EOXI un solo caso, y también de 1 a 9 en 14 días; en Moaña, la incidencia a siete días es de 0 y a 14 día de 1 a 9, mientras que en Bueu es cero en ambos casos. En otro orden de cosas, Benigno Villoch manifestó ayer que la atención totalmente presencial en los centros de salud no tardará mucho en volver, ya que no habrá restricciones que fundamenten la persistencia de esta medida extraordinaria que se impuso a principios de la pandemia.

Vecinos de Cangas se quejan porque no fueron llamados a ponerse la segunda dosis de Moderna el pasado día 18

El pasado día 18, los vecinos de Cangas situados en la franja de edad entre 55 y 60 años debían recibir la segunda dosis de la vacuna Moderna, de la que recibieron la primera inyección el día 22 de mayo. Pero no fue posible. Y no precisamente por los atascos de tráfico y colas de personas que había en el IFEVI, donde coincidían oposiciones y vacunación, sino porque no fueron llamados. Hubo pacientes que se preocuparon de llamar al teléfono de incidencias y comentar su caso. Pero no había manera de conseguir una respuesta satisfactoria. En algún momento se tranquilizó a estos pacientes diciéndoles que con la primera dosis se podía aguantar 40 día. Por cierto, que consiguieron hablar por teléfono con incidencias después de intentarlo en muchas ocasiones. Había gente que habían pedido el sábado libre en sus trabajos para finalizar su vacunación. Ayer, por la tarde, el Sergas aseguraba que esta semana se había comenzado a llamar a los que estaban pendientes de esta segunda dosis.

Compartir el artículo

stats