Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los viticultores suspenden la Festa do Tinta Femia

Asistentes a la última edición del certamen del tinta femia, la de 2019. | // SANTOS ÁLVAREZ

No habrá Festa do Tinta Femia este verano. La parroquia de Cela –y por extensión todo el municipio buenense– se quedará sin una de sus citas clásicas de la temporada estival después de que la Asociación de Viticultores San Martín de Bueu haya confirmado la suspensión del evento. Las razones hay que buscarlas en la pandemia del coronavirus y la incertidumbre sobre las restricciones que habría que asumir para su celebración. El carácter intrínsecamente social de una fiesta de raíces populares como esta tampoco ayuda a que se pueda desarrollar de una manera más limitada.

“Hay demasiada incertidumbre. Habría que hacerla con reducción de aforos, con menos gente, pero es muy difícil ponerse a controlar todo. ¿Y si hay algún problema?”, señala el presidente del colectivo, Fernando García Cendón. De hecho, en el caso de que se celebrase la actividad ya estaría siendo frenética en estos días. El pasado mes de mayo se habría hecho la cata de los caldos participantes en la fiesta y en este mes los cosecheros estarían procediendo al embotellado de sus vinos para la venta en este evento.

La suspensión de la fiesta no repercutirá negativamente, en cambio, en los productores. La cosecha tanto del año pasado como de este ha sido buena, “incluso con un poco más de calidad, a pesar de que se recogió menos”, y el vino ha tenido una salida fácil en el mercado. “El que más y el que menos ya ha vendido todo el vino, igual que pasó el año pasado. Amigos, furanchos... Todos tienen su mercado”, asegura Fernando García.

El colectivo renuncia ante la incertidumbre generada por las restricciones que habría que cumplir

decoration

Lo que sí está claro es que, después de dos años sin celebrarse, la Asociación de Viticultores San Martín de Bueu centrará todos sus esfuerzos en recuperar la Festa do Tinta Femia en 2022. “Si todo va bien esa es nuestra intención”, recalca el dirigente del colectivo. ”Ha sido una pena tener que renunciar a ella, pero las circunstancias nos han obligado”, lamenta.

No será la primera vez que la Festa do Tinta Femia afronta un parón en su celebración. Hasta siete años estuvo sin celebrarse hasta que en 2016 la Asociación de Viticultores San Martín la recuperó y trató de impulsar. Desde entonces sumó cuatro ediciones más hasta completar la número 16 en 2019. Ahora, tras no celebrarse el año pasado y tampoco este, el colectivo confía en poder retomar este evento en 2022.

Compartir el artículo

stats