Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bueu negocia la inversión de 1,1 millones para renovar servicios en Pazos Fontenla

Félix Juncal con el proyecto para la renovación de servicios en la calle Pazos Fontenla. |   // FDV

Félix Juncal con el proyecto para la renovación de servicios en la calle Pazos Fontenla. | // FDV

El Concello de Bueu vuelve a la carga con una de sus actuaciones más perseguidas en los últimos años. El gobierno local ha remitido estos días a la Consellería de Infraestruturas y a Augas de Galicia el anteproyecto para la renovación de servicios en la calle Pazos Fontenla, a fin de poder llegar a un acuerdo con ambos organismos para la financiación de una iniciativa cuyo coste se dispara a los 1,1 millones de euros. La idea de los rectores buenenses es que se le pueda encontrar encaje a esta obra dentro de los fondos destinados a mejorar el saneamiento de las rías o a optimizar los recursos hídricos.

El Concello mueve ficha meses después de que los técnicos autonómicos no aceptasen el primer borrador que les fue remitido y apuntasen algunas cuestiones a corregir. Una vez se han hecho las modificaciones necesarias se confía en poder perfilar una actuación ambiciosa en uno de los ejes del centro del municipio, en un vial de titularidad autonómica.

Los trabajos consistirán en la renovación de la red de abastecimiento, sustituyendo las obsoletas tuberías de fibrocemento por unas de fundición con un diámetro de 125 milímetros. Con esto se pretende solventar de forma definitiva los problema de averías y roturas debido a la antigüedad de las canalizaciones. Se completará la actuación con la colocación de diferentes elementos y con la reposición de las acometidas de los 128 edificios y viviendas de la zona.

El Concello ha remitido un anteproyecto a Infraestruturas y Augas de Galicia para su financiación

decoration

El otro eje de actuación contempla la separación de pluviales y fecales de la actual red unitaria de saneamiento. Para ello se plantea un colector de 400 milímetros y 1,1 kilómetros de longitud por el centro del vial que estará conectado a un total de 57 sumideros en la calle. El colector estará formado por tramos independientes para mantener una buena capacidad hidráulica. Aquí también se instalarán 27 pozos de registro. Y se ejecutarán 128 nuevas acometidas de pluviales para recoger las bajantes de los edificios.

Por último se reemplazará la red unitaria de saneamiento, al límite de su vida útil y con un evidente riesgo de roturas y averías. Para ello se sustituirán los colectores actuales de hormigón por unos nuevos de PVC de 315 milímetros. Esto se complementa con la instalación de 81 pozos de registro y con la renovación de las 128 acometidas domiciliarias existentes. Una vez finalizado todo se procederá a la reposición de las aceras y de la calzada.

El plazo de ejecución de las obras es de seis meses.

La urbanización, segunda fase de un ambicioso plan

La renovación de los servicios en Pazos Fontenla es considerada una actuación capital dentro del gobierno buenense, que completaría de este modo el diseño de la red urbana de separativo de pluviales desarrollada en los últimos años, con actuaciones en las calles perpendiculares al céntrico vial. “En su momento se dimensionó y se construyó todo para una futura conexión con la nueva red de Pazos Fontenla “, explica el alcalde buenense, Félix Juncal. Pero las miras del gobierno local van más allá. La sustitución de la red de servicios en Pazos Fontenla sería solo el primer paso para la reurbanización de la calle. “Es necesario un cambio de modelo de urbanización. El Concello sufre por no ser capaz de dar respuesta a problemas recurrentes en los últimos años debido a un pavimento en estado de ruina”, critica el regidor, en referencia a unas aceras “son losetas rotas, bordillos separados del pavimento, accesos a viviendas y garajes en pésimas condiciones...”. Juncal subraya que hace falta “una renovación completa, tanto en servicios como en urbanización”. La prioridad es que se financie este proyecto de 1,1 millones de euros. Pero solo será el primer paso para tratar de redefinir Pazos Fontenla y adaptarlo a la imagen de otras calles de su entorno.

Compartir el artículo

stats