Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta inicia la senda peatonal entre Trasouto y A Portela

Operarios y maquinaria en una de las zonas donde se trabajó ayer. |   // GONZALO NÚÑEZ

Operarios y maquinaria en una de las zonas donde se trabajó ayer. | // GONZALO NÚÑEZ

La Consellería de Infraestruturas de la Xunta de Galicia ha iniciado los trabajos para la construcción de una senda peatonal entre Trasouto y A Portela, en Bueu. Los operarios procedieron a lo largo de la jornada de ayer a delimitar la zona de actuación –en el margen derecho de la PO-551 en sentido A Portela-Bueu– y a realizar las primeras tareas de excavación de las zanjas. Asimismo, se realizó el acopio de material para la canalización de las pluviales, que será una de las primeras actuaciones proyectadas.

La empresa encargada de acometer esta obra es Marconsa (Movimiento de Áridos y Construcciones de Arosa), que presentó la mejor oferta de las trece planteadas en la mesa de contratación, con un importe de 520.800 euros, rebajando en 122.000 el tipo inicial de licitación. El proyecto supone la construcción de una senda peatonal de casi dos kilómetros de longitud, que iría situada entre los puntos kilométricos 12+720 y 14+440, y que entroncaría con la finalización de las aceras en Trasouto, lo que permitiría dar continuidad a los viandantes que quieran desplazarse por ella sin peligro.

Los trabajos han comenzado con las excavaciones y la delimitación de la zona de actuación

decoration

La senda se acometerá con una superficie de hormigón coloreado y tendrá una anchura de entre 1,8 y 1,5 metros, con separadores de hormigón entre el trazado peatonal y la calzada. En el grueso del recorrido contará con 1,8 metros de ancho pero habrá zonas puntuales en las que por limitaciones de espacio habrá que reducir este ancho a los 1,5 metros. En estos casos se delimitará la senda sobre el propio arcén y la superficie será del material conocido como slurry. El trazado tendrá una pequeña elevación sobre la superficie de la carretera de apenas tres centímetros.

La iniciativa tiene como objetivo incrementar la seguridad vial y la movilidad de los peatones por un tramo en el que carecían de opciones para poder desplazarse. En este sentido también se ha contemplado el acondicionamiento de una parada de autobús situada en el punto kilométrico 14+150.

El plazo de ejecución de las obras es de nueve meses

decoration

El plazo de ejecución de los trabajos es de nueve meses, por lo que se espera que la obra pueda estar lista a mediados de marzo del próximo año. Para su ejecución hubo que gestionar la consecución de unos 330 metros cuadrados de terrenos, pertenecientes a siete propietarios.

En paralelo la Xunta trabaja también en la eliminación del Tramo de Concentración de Accidentes (TCA) entre Lapamán y Agrelo.

Compartir el artículo

stats