Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Portas llama a la movilización social "urgente y consensuada" para evitar que el Sergas cierre el centro de salud por las tardes

Acceso principal al centro de salud de Cangas, ayer por la mañana.   | // G.NÚÑEZ

Acceso principal al centro de salud de Cangas, ayer por la mañana. | // G.NÚÑEZ

“Estoy convencida de que la única medida de presión efectiva es la movilización, y de ello tendremos que hablar”. La alcaldesa de Cangas comparte la preocupación y el rechazo que han mostrado distintos grupos políticos y sociales por la intención del Servizo Galego de Saúde (Sergas) de cerrar el centro de salud de Cangas durante la temporada estival y buscará una respuesta “consensuada y urgente” en la junta de portavoces que ha convocado para el martes, a instancias del BNG, así como en el Consello Municipal de Saúde. “Mi propuesta es clara: la movilización”, insiste Victoria Portas, que tiene claro que a la ciudadanía no le queda otra vía que la protesta en la calle, a través de concentraciones o manifestaciones “u otras propuestas” que deben alentar sus representantes políticos y que deberían repetirse hasta lograr el objetivo.

La regidora, al igual que la portavoz del BNG, Mercedes Giráldez, y de los demás grupos políticos de la Corporación canguesa –incluido el del Partido Popular, José Enrique Sotelo, que ha proclamado que dimitirá de su cargo si la Xunta no da marcha atrás antes del 15 de julio– rechazan de plano la medida planteada por la Consellería de Sanidade porque Cangas cuenta con una población estable de casi 27.000 habitantes, muchos de los cuales eligen el turno vespertino por circunstancias laborales o logísticas y les resulta difícil o imposible acudir por la mañana. Además, la población se multiplica en verano para atender a los miles de visitantes que se desplazan a diario desde Vigo y también los que llegan para pasar las vacaciones. Un éxodo estival que puede llegar a saturar el servicio de urgencias –al que acuden también los pacientes de Moaña– si no hay consultas ordinarias de tarde, argumentan los detractores.

“El problema es que no hay médicos disponibles para hacer sustituciones y cubrir bajas y ausencias, y lo más eficiente para atender la demanda es centralizar todo el servicio por la mañana”, argumenta el Sergas a través de una portavoz, y apunta que en las circunstancias actuales “no hay otra opción” viable. Añade que en el centro de salud trabajan 14 médicos de familia y cuatro pediatras, pero en verano coinciden las vacaciones del personal con bajas laborales o ausencias por otras razones, y en muchas ocasiones no resulta factible cubrirlas debido a la escasez de oferta en este ámbito. Los representantes de la Xunta concluyen que concentrar todos los efectivos de mañana permite organizar mejor el servicio para afrontar la demanda, un argumento que ya empleó el día antes el jefe del servicio en Cangas, Benigno Villoch. A pesar de las críticas, la consellería no ha variado los planes.

Recuerdan las autoridades sanitarias que la medida de suprimir las consultas de tarde y concentrar efectivos por la mañana ya se tomó en veranos anteriores en otras localidades, como es el caso de Redondela, con una población de algo más de 29.000 habitantes, la mayor del área sanitaria de Vigo tras la ciudad olívica. Cangas tiene algunos menos, ronda los 27.000, pero crece de forma exponencial durante el verano, al ser un destino turístico de primer orden, muy por encima de la villa redondelana, matizan los representantes políticos y sociales que piden mantener el servicio ordinario de tarde. El Sergas también pone los ejemplos de Tui o Tomiño como villas que centralizan la atención médica por los mañanas, aunque en estos casos la diferencias de “peso” demográfico con respecto a la de O Morrazo es aún mayor.

Inciden, asimismo, desde la Consellería de Sanidade en que la asistencia sanitaria quedará cubierta en Cangas durante todo el día a través del Punto de Atención Continuada (PAC), que se encarga de las urgencias extrahospitalarias, una media de un centenar al día en los meses centrales del verano, en horario de tres de la tarde a ocho de la mañana, cuando abren las consultas del centro de salud.

Aunque se multiplican las gestiones para hacer cambiar de opinión a las autoridades sanitarias sobre el cierre del turno de tarde, oficialmente no hay novedades. El portavoz del PP, José Enrique Sotelo, muy crítico el jueves con la Xunta, optó ayer por la prudencia y la cautela.

“Total rechazo” de A Voz da Sanidade, que insiste en reclamar más medios

La asociación A Voz da Sanidade hizo público su “total rechazo” a las medidas de “recorte” tomadas por el Sergas como el cierre del centro de salud de Cangas en el turno de tarde, dejando solo en funcionamiento el PAC de urgencias desde el 1 de julio al 15 de septiembre próximos. “Esperamos que en la reunión del Consello de Saúde Municipal, convocado para el martes, se tomen las decisiones apropiadas para exigir que el Sergas retire esta medida”, señalan desde el colectivo, que preside Carmen Nores Maquieira. Explican que esta villa morracense tiene el “privilegio” de ser una de las más visitadas de Galicia y que la población aumenta de forma significativa en los meses de verano, a la que se suman los pacientes de Moaña que acuden el PAC. “Llevamos una década denunciando los escasos recursos sanitarios y exigiendo [saldar] los compromisos de deuda histórica por parte de la Xunta”, como la construcción del centro de salud de Aldán-O Hío o el CAR de O Morrazo”, sin respuestas positivas, recuerdan. Creen que centralizar toda la asistencia sanitaria en el turno de mañana supondrá “un trastorno” para los usuarios que tienen servicio de tarde y causará problemas de conciliación familiar y laboral, además de un “menoscabo de la calidad asistencia”. Piden que la Xunta potencie las instalaciones y el servicio que prestan.

Compartir el artículo

stats