Un agente de la Policía Local de Moaña y varios vecinos se pusieron en contacto con asociaciones de colombofilia, ayer por la tarde, tras la aparición de una paloma en la zona de A Casanova, en Moaña, con un vistoso plumaje gris y azulado. Apareció en una casa detrás del Bar Chicaja, en el entorno del cementerio de Trigás. Inmediatamente los que la descubrieron pensaron en que se podría tratar de una de las decenas de palomas mensajeras desaparecidas en Portugal, cuyo caso saltó ayer a la luz. Tenía una anilla anaranjada y los que la localizaron esperan conocer pronto si es uno de los ejemplares buscados.

La paloma, con su vistoso plumaje.

La paloma, con su vistoso plumaje. Fran G. Sas

Son decenas las palomas mensajeras que están desaparecidas y se buscan en Galicia. Formaban parte de una competición de velocidad en la que participan unos 10.000 ejemplares. Debían haber llegado a sus palomares de Oporto desde el Algarve el fin de semana pasado, pero las tormentas les han jugado una mala pasada y se sospecha que muchas de ellas han sido arrastradas hacia la comunidad gallega.

  • Se buscan decenas de palomas mensajeras perdidas en Galicia

    Policía y federaciones colombófilas piden ayuda para localizar a estas aves que debían haber llegado a Oporto

Las primeras palomas fueron localizadas en Vigo por un agente de la Policía Local y colombófilo, Enrique García. Sus aves salieron a entrenar y regresaron al palomar acompañadas de otros dos ejemplares. Tras 500 kilómetros de vuelo (debían haber hecho unos 300 km en la competición de velocidad entre el Algarve y Oporto) decidieron seguir a este grupo de palomas en busca de agua y comida. Y tuvieron suerte. Dieron con uno de los mejores sitios que podían haber encontrado en Vigo. “Al ver la anilla me puse en contacto con la Federación Colombófila Portuguesa y ya nos informaron que se habían perdido decenas. Estas dos ya han sido entregadas a sus dueños”, explicaba ayer este agente vigués.

Se buscan decenas de palomas mensajeras de Portugal perdidas en Galicia Alberto Blanco

Solo en Vigo se han localizado ya 7 ejemplares. En Galicia, unos 30. Pero se cree que puede haber muchos más. Ayer la Policía y federaciones colombófilas pidieron la colaboración ciudadana para encontrarlas. Señalan que lo más normal es que se encuentren agotadas y recomiendan darles agua o maíz.

Este fin de semana está previsto además que varios aficionados de Portugal se desplacen a Galicia a participar en un dispositivo de búsqueda.