Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El centro de salud de Cangas cerrará de tarde todo el verano, excepto para atender urgencias

Exterior del centro de salud de Cangas, con el servicio de urgencias en primer plano.

Exterior del centro de salud de Cangas, con el servicio de urgencias en primer plano. Gonzalo Núñez

El Servizo Galego de Saúde (Sergas) tiene previsto cerrar el centro de salud de Cangas en horario de tarde, excepto para las urgencias, a partir del próximo 1 de julio y hasta mediados de septiembre, según le han comunicado ya las autoridades sanitarias al personal y a algunos pacientes afectados. Los facultativos médicos, de enfermería y personal que trabajan en sesión de tarde se trasladan a la mañana durante dos meses y medio. El jefe de servicio del centro de salud, Benigno Villoch, ha confirmado la medida y explica que obedece a una reorganización del servicio para hacer frente al período vacacional. El BNG ha reaccionado denunciando “un nuevo ataque contra la sanidad pública”, pues entiende que causará problemas de conciliación familiar y laborales, entre otros, y ha solicitado la convocatoria urgente de la junta de portavoces y del Consello Municipal de Saúde para “consensuar una respuesta a este atropello de la Xunta”, en palabras de su portavoz, Mercedes Giráldez. La alcaldesa, Victoria Portas, reunirá a los representantes políticos el martes por la tarde para analizar un asunto que también se incorporó al debate de anoche en el pleno extraordinario sobre la situación sanitaria, que demandó el PP.

Según explicó el jefe de Servicio del centro de salud de Cangas, Benigno Villoch, en el turno de tarde hay actualmente cuatro médicos, si bien el cupo es de cinco, pero uno de ellos se encuentra en excedencia. Con las vacaciones, en la citada franja horaria quedarían activos dos médicos, por lo que se consideró conveniente que para un mejor funcionamiento y operatividad del centro se cierre el turno de tarde y toda la Atención Primaria se concentre en el horario de mañana. De esta forma, quedarían ocho médicos en total en el turno matinal, seis de ellos del turno de mañana y los dos que se incorporan del de tarde. Respecto a si esta reorganización horaria va a suponer cambios a la hora de atender en el verano a pacientes que no son del municipio, Benigno Villoch quiere aclarar que los vecinos de Vigo no se consideran desplazados, porque son de una ciudad limítrofe, y lo mismo ocurre con los de Moaña o Bueu. Otra cosa diferente, matiza, serían los de Madrid u Ourense, por citar dos ejemplos, que sí se considerarían desplazados mientras pasan sus vacaciones en Cangas.

También aclara Villoch que esta reorganización horaria no afecta al denominado Punto de Atención Continuada (PAC), que es donde se encuentran los servicios de urgencia. En este sentido, el jefe del servicio señala que al estar unificadas en este momento las urgencias de Cangas y Moaña, el servicio se presta ahora mismo con tres médicos, tres enfermeras y tres celadores, además de un médico del MIR y un enfermero en prácticas. Claro que este servicio también quedará mermado cuando los profesionales empiecen a coger turno de vacaciones de verano, si no se repone con personal de refuerzo estival.

Pacientes esperando en el interior de las instalaciones. | // G.NÚÑEZ

Las intenciones de la Consellería de Sanidade chocan con el interés general, advierten desde el BNG, que califica de “nuevo ataque contra la sanidad pública” el cierre del turno de tarde en los meses de julio y agosto, así como en la primera quincena de septiembre, y cree que la Xunta concentra todo el personal por la mañana “para que abulte más”, sin hacer sustituciones ni cubrir vacaciones ni bajas, y sin médicos para desplazados. Al “trastorno” de tener que cambiar para el horario de mañana la atención sanitaria que recibe, la ciudadanía canguesa suma problemas de conciliación familiar, laborales y largas esperas en el exterior, “retrasando y causando malestar” e incluso problemas de desatención de urgencias, cambios en las consultas y otros contratiempos.

Los representantes de la formación nacionalista concluyen que se trata de una situación “grave, que puede ser favorable para el personal del centro de salud, pero desfavorable y discriminatoria para el conjunto del vecindario”, por lo que ve necesario una respuesta contundente y unánime “de todas las fuerzas políticas y colectivos” que forman parte del Consello Municipal de Saúde ante la Xunta de Galicia. En consecuencia, ayer por la mañana registró un ruego a la Alcaldía para la convocatoria urgente de la junta de portavoces y el Consello Municipal de Saúde con el objetivo de “rechazar esta intención del Sergas y defender los intereses y bienestar del conjunto de la ciudadanía de Cangas”.

Una media de 22 consultas por paciente al año

Benigno Villoch aporta datos muy reveladores sobre la atención sanitaria en Cangas y los hábitos de sus usuarios. Así, por ejemplo, la frecuencia con la que un vecino de Cangas acude al centro de salud es de 22 veces al año, un dato que casi cuadruplica la media general, que se sitúa en seis consultas anuales. La media de asistencia diaria en el centro de salud es de 1.400 pacientes, cifra en la que también se incluyen el centro de salud de Aldán y el consultorio de O Hío.

Hay otro dato, del que se queja la población, que la Consellería de Sanidade no cubre las bajas por vacaciones. De hecho, la escasez de personal de Enfermería y Medicina de Familia en los centros de salud del área sanitaria viguesa genera cada vez más problemas, sobre todo en los que soportan más usuarios “desplazados” durante el verano, como Cangas. Desde hace años, esta situación impide cubrir a los profesionales durante sus vacaciones, días libres o bajas de corta duración, con la consecuente sobrecarga de los compañeros que sí están trabajando y que se reparten sus consultas.

Compartir el artículo

stats